Noticias
Opciones
06/06/2009

¿Brotes verdes en los préstamos bancarios?

Autor: Fernando Pérez de Gracia
Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales
Universidad de Navarra

Fecha: 6 de junio de 2009

Publicado en: Expansión (Madrid)

Las dificultades económicas de los últimos meses han modificado, como era de esperar, el modelo de negocio bancario y el comportamiento del sistema financiero.

En los buenos momentos, cuando las empresas crean empleo y riqueza, los consumidores toman decisiones de gasto en bienes y servicios, y el sistema financiero en su conjunto ofrece préstamos al conjunto de sus clientes, familias y empresas.

Por el contrario, cuando empeora el entorno económico, las empresas no generan empleos y dejan para el futuro los nuevos proyectos de inversión, las familias frenan las decisiones de gasto y el conjunto del sistema financiero recorta el volumen de préstamos y créditos. Como nos recuerda Jordi Gual en su reciente trabajo, el sistema financiero tiene un comportamiento marcadamente procíclico (véase "El carácter procíclico del sistema financiero", Banco de España, Estabilidad Financiera, número 16, mayo de 2009). Esto es, el sistema financiero tiene una tendencia a amplificar los ciclos económicos a través de la política crediticia.

Hacia una nueva etapa

La fase de recesión económica en la que nos encontramos está incidiendo especialmente sobre los créditos y los préstamos. Hemos pasado de una etapa (meses previos a crisis de las hipotecas subprime) de exceso de crédito en la economía (conocido como boom del crédito) a una etapa de racionamiento y contracción del mismo (también conocido como credit crunch).

En la actual etapa de contracción de los préstamos y del crédito, dónde un buen número de empresas continúan demandando préstamos para generar empleo y riqueza, la demanda de préstamos sigue estando sobre la mesa del sistema financiero. Y los bancos, ¿han cerrado el grifo de los préstamos a las familias y las empresas en esta nueva etapa recesiva?, ¿es algo exclusivo del sistema financiero español o, por el contrario, también se ha extendido a otros países del entorno?, ¿qué perspectivas se esperan para los próximos meses?.

Un reciente informe del Banco de España nos clarifica la situación en la que se encuentra el mercado de préstamos a partir de la "Encuesta sobre préstamos bancarios en España: Abril de 2009". Los resultados más importantes de la encuesta son los siguientes.

En primer lugar, los criterios para la aprobación de nuevos créditos a empresas y familias volvieron a endurecerse en los primeros meses de este año. Además, se detecta que el ritmo de ajuste del mercado de crédito podría estar empezando a moderarse sobre todo si se compara con los últimos trimestres del año 2008, cuando se produjo una fuerte contracción de la demanda y de la oferta.

En segundo lugar, el endurecimiento en la concesión de préstamos no es algo exclusivo de la economía española sino que es algo generalizado y que está pasando factura en el conjunto de los países de la UEM. Además, la restricción y el racionamiento del crédito parece ser algo superior en el caso español al resto de países de la UEM si bien hay signos de moderación.

Finalmente, las perspectivas para los próximos meses muestran que las entidades no esperan cambios significativos en la situación de los mercados financieros y en el conjunto de indicadores económicos por lo que el impacto sobre el mercado de crédito seguirá siendo negativo.

En resumen, la situación del mercado de crédito muestra una intensa contracción (tanto del lado de la demanda como del lado de la oferta) que viene de meses atrás. Los próximos meses serán claves para comprobar si el actual ritmo de moderación es algo coyuntural o no. Habrá que esperar.

© Universidad de Navarra | Acerca de la web | Contacto