Noticias© Comunicación Institucional, 04/2006

Universidad de Navarra

Comunicación y ciencia fricción

Autor: Enrique Sueiro
Comunicación CIMA
Universidad de Navarra

Fecha: Abril de 2006

Publicado en: Boletín de la Asociación de Amigos de la UN

Entre comunicación y ciencia surgen fricciones cuando quien habla no sabe y quien sabe no habla. También falta lubricante si los que saben hablan, pero no se les entiende. Paradójico: a veces se explican mejor -y convencen- presuntos científicos con argumentos empíricamente desbaratables que colegas sensatos con la verdad de su parte. El debate sobre células madre embrionarias me parece representativo: la pericia comunicativa de unos les lleva a mostrarse como luchadores contra la enfermedad (¿quién no?) y, con excepciones, la ingenuidad bienintencionada de otros les presenta como reprimidos seguidores de principios morales.

Hoy es un buen día para empezar a derrotar a la ignorancia. Como disponemos del saber suficiente, sólo precisamos transmitirlo con tino. Todo un arte, posible con una alianza fértil entre comunicación y ciencia. Esta fusión requiere que cada una ocupe su lugar, como exige la genuina interdisciplinariedad universitaria.

Así como en el ámbito biomédico se habla de investigación traslacional -del laboratorio a la cama del paciente-, similar recorrido sería deseable en la ciencia comunicativa, o sea, saber explicar el saber.

Claves para divulgar

Evitar la fricción requiere, también, equilibrio personal de sus profesionales: ni ego aéreo ni autoestima subterránea. Hablando con una neuróloga sobre su charla acerca de un tema social decisivo, ella le restaba importancia: “¡Pero si es sólo divulgación!”. ¿Cómo que “pero” y cómo que “sólo”? Excelente “porque” es “nada menos” que divulgación.

En el otro extremo, algunos investigadores aducen que no pueden “rebajarse”. Todavía no han captado que se trata de lo contrario: elevar su capacidad hasta hacerse comprender por la gente de a pie. Esta habilidad se puede aprender. Supone, entre otras cosas, desterrar palabras que no se entiendan, adaptarse a la urgencia de la actualidad, no dar casi nada por supuesto, emplear comparaciones ilustrativas, mimar la expresividad del lenguaje, dejarse ayudar por quienes conocen los entresijos de los medios de comunicación, no querer agotar los temas, sino cimentar una o dos ideas claras… Se puede. Se debe.

© 2006 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 | Enviar e-mail de consulta Noticias

 

NoticiasDirectorioCuerpo