_
Noticias © Comunicación Institucional, 04/03/2005Universidad de Navarra
_
Portada  »  Noticias  »  Últimas noticias Versión para imprimir Versión Imprimir  |  Suscríbase  
Pequeños detalles
Autor:Conrado Capilla Frías
Escuela de Arquitectura
Universidad de Navarra
Fecha: 4 de marzo de 2005
Publicado en:  El Mundo (Madrid)

Si decía Mies, con frase que ya se ha hecho célebre, que Dios está en los detalles de la arquitectura, eso se hace más notorio al aplicarlo a la llamada vivienda social o económica, cuya calidad de vida reside a veces en pequeñas circunstancias. La vivienda como primera epidermis privada requiere de capacidad para la emoción, a pesar de estar inmersa en el esquema rutinario del edificio en el que se encuentra. Y esa emoción se encuentra en el detalle.

Atrás quedaron los problemas sanitarios, de ventilación o soleamiento, ya resueltos, que hoy han dado paso a la preocupación por desarrollar nuevas fórmulas que se adapten al nuevo mapa social. Distintas tipologías sociales requieren propuestas particulares. Ni siquiera la tradicional unidad familiar se libra de la transformación y exige modelos que permitan desarrollar dignamente una célula tan importante para la sociedad.

Tanta variedad necesita potenciar topologías mixtas que, junto con el uso residencial, enriquezcan el sentido colectivo. Se debe buscar la aparición de locales comunitarios y de otros equipamientos o locales de trabajo que generen escalas urbanas intermedias que combatan la homogeneización del tipo.

En este sentido son necesarias propuestas imaginativas más que puramente compositivas. Los arquitectos tienen la responsabilidad de sanar la esclerosis que sufre el programa del alojamiento en España, tan bien resumido en la manida expresión de "estar y tres dormitorios", y aportar flexibilidad y abundancia de espacio a través de pequeños detalles.

La transformación es más necesaria de puertas a fuera, y la demanda de estrategias es todavía más acuciante. El modelo de vivienda se ve afectado directamente por el modelo de ciudad y ésta condiciona decisivamente la calidad de la vivienda.

La casa de hoy está posiblemente más soleada, pero la ciudad donde se desarrolla con su entorno impersonal y trasnochado reduce la calidad de vida. Los problemas ambientales y de sostenibilidad se unen a los de homogeneización de usos y guetos residenciales que necesitan desarrollos que generen mezcla de usos, racionalicen el transporte público, mejoren la permeabilidad del viario, introduzcan sistemas de reutilización del agua, potencien técnicas de xerojardinería o arquitecturas bioclimáticas y sobre todo, creen una identidad propia y actual.

Es necesario ser detallistas en el diseño de la ciudad que vivimos y debemos exigir la misma calidad que para las viviendas que habitamos. La ciudad es fiel reflejo de la sociedad que la habita. Mies pensaba que Dios habita en los detalles. Si lo aplicamos a nuestras ciudades lo notaremos en seguida y será buena señal.

© 2005 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 |  noticias@unav.es
_