Noticias© Comunicación Institucional, 03/07/2006

Universidad de Navarra

Hacia una universidad más innovadora

Autor: Ángel José Gómez Montoro
Rector
Universidad de Navarra

Fecha: 3 de julio de 2006

Publicado en: La Gaceta de los Negocios (Madrid)

En ocasiones, los grandes cambios estructurales inciden poco en nuestros intereses más cercanos. Pero no siempre sucede así. El nuevo Espacio Europeo de Educación Superior va a suponer una importante novedad que afectará a las universidades y a los universitarios.

El cambio más importante consiste en ofrecer al alumno una formación de mayor calidad, tanto en estudios de grado como de posgrado, que fortalezca la alianza entre docencia e investigación. Por definición, universidad es unidad de saberes, integración de disciplinas y diálogo de ciencias. Es preciso, pues, que la universidad sea un espacio donde se investigue para enseñar y se aprenda de la investigación.

El centro de atención pasa de la docencia al aprendizaje, de forma que los estudiantes sean los protagonistas de su preparación intelectual. Los nuevos currículos promoverán que los profesores atiendan mejor a los estudiantes, ayudándoles a integrar conocimientos y elegir bien su futuro profesional. Sin ser una academia de colocación, la universidad no puede desentenderse de la inserción laboral de sus alumnos ni olvidarse de que las prácticas son un instrumento idóneo para comprender mejor la teoría.

La convergencia europea supone apertura internacional. Más que ninguna otra generación, los estudiantes de hoy han crecido en un mundo globalizado y quieren una universidad abierta a la proyección internacional. Bolonia posibilitará que un estudiante de cualquier universidad europea pueda continuar su carrera en otra institución de la Unión Europea. La calidad y el prestigio de las universidades configuran el eje de esta nueva movilidad del conocimiento, y hemos de conseguir que nuestros centros sean espacios de referencia y atractivos para muchos estudiantes internacionales.

El proceso de Bolonia actúa como una potente caja de cambios, que nos va a permitir a todos avanzar a buen ritmo. Pero la clave no está en alcanzar una velocidad trepidante, sino en saber a dónde queremos llegar. El desafío quedará bien resuelto si nos tomamos en serio el sentido de nuestro trabajo; si no olvidamos la capacidad de la universidad para formar ciudadanos con afán de servicio, sensibles a las necesidades de los más necesitados, comprometidos con el progreso de la sociedad.

Bolonia, la ciudad italiana con la universidad más antigua del mundo, simboliza hoy para los jóvenes la posibilidad de formarse en una institución dispuesta a cambiar las rutinas empobrecedoras por un espíritu innovador. A ninguno se nos ocultan los obstáculos. Podremos abordarlos con éxito si las administraciones públicas superan viejos esquemas y aprueban lo antes posible una normativa flexible, adaptada a las nuevas necesidades. Y si las universidades ofrecemos titulaciones atractivas y una docencia de calidad.

© 2006 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 | Enviar e-mail de consulta Noticias

 

NoticiasDirectorioCuerpo