_
Noticias © Comunicación Institucional, 02/01/2005Universidad de Navarra
_
Portada  »  Noticias  »  Últimas noticias Versión para imprimir Versión Imprimir  |  Suscríbase  
Sobre el quinto evangelio
Autor:Josep-Ignasi Saranyana
Facultad de Teología
Universidad de Navarra
Fecha: 2 de enero de 2005
Publicado en:  La Vanguardia (Barcelona)

La Vanguardia ha concedido bastante relieve a una importante discusión entre los profesores Joan F. Mira y Armand Puig, sobre la posibilidad de un 'quinto evangelio'. Mira estima haberlo escrito. Sería su traducción de una parte del Nuevo Testamento, descargado "de los contenidos doctrinales acumulados a lo largo de la historia de la teología y del cristianismo". Eugeni Madueño, al presentar el volumen de Mira, ha dicho que esa traducción "fuera del dogma y de la Iglesia" constituye realmente un "evangelio laico", que acerca el original al lector moderno.

Por el contrario, Armand Puig sostiene que no es posible una comprensión religiosa (ni siquiera conceptual) del Nuevo Testamento ignorando su lugar natural, es decir, la tradición judía y la comunidad cristiana primitiva. Es innegable que esa traducción "laica" es técnicamente posible, pero a costa de desvirtuar el texto, falseándolo.

La cuestión es de gran envergadura, no sólo especulativa, sino también práctica. Aunque toda traducción supone una actualización, debe hacer justicia a las raíces del texto. De lo contrario, se pierde la memoria histórica. La disyuntiva es: o fidelidad a los orígenes (principio) o adecuación a lo moderno, considerado como punto final y comienzo de algo nuevo.

El Nuevo Testamento, que pertenece la tradición apostólica, es la expresión escrita de algunos recuerdos de la primitiva comunidad cristiana. Es indiscutible que los primeros discípulos constituían un grupo religioso y no laico, y que tenían conciencia de estar al inicio de una nueva era religiosa. Por eso leyeron el Viejo Testamento desde una nueva perspectiva, porque el Mesías prometido ya había venido.

Sólo la pretensión de estar al principio de una nueva era justificaría ahora, en nuestra época, leer el Nuevo Testamento desde un novísimo paradigma, que ya no fuese la vivencia del Jesús histórico, muerto y resucitado. Si Mira propone el laicismo como una buena noticia, es decir, como la religión de nuestro tiempo, su traducción es lícita. Pero, eso exige preguntarle quién es su nuevo salvador. ¿Dónde quedaría, en tal caso, la salvación en Jesucristo? Porque el hombre no se salva a sí mismo.

© 2005 Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31080 Pamplona. Navarra (España). Tfno: +34 948 42 56 00 |  noticias@unav.es
_