Noticias: [ © Dirección de Comunicación , 2002 ]
Suscríbase a las noticias 
50 ANIVERSARIO
"Europa no debe seguir el modelo legal de EE.UU."

- Mary Ann Glendon, catedrática de Harvard, nombrada doctora honoris causa de la Universidad de Navarra

 

"Los países europeos deberían ser extremadamente cautos en sus códigos civiles antes de seguir el modelo legal de EE.UU.". Con esta claridad se expresó Mary Ann Glendon, catedrática de Derecho de la Universidad de Harvard, que recibió el doctorado honoris causa de la Universidad de Navarra, junto a Anthony Kelly (Universidad de Cambridge) y Antonio Mª Rouco, cardenal arzobispo de Madrid.

Mary Ann Glendon es miembro del Consejo Bioética del gobierno de Estados Unidos.

Para esta experta en derecho constitucional comparado, un exceso de querellas es una señal de alarma de que otros sistemas de control social no funcionan. "La situación es especialmente delicada en EE.UU. por varias razones, como la heterogeneidad y el tamaño de la población o un sistema procesal muy inferior al continental", señaló.

Según la autora del libro La transformación del Derecho de Familia, por el que recibió en 1993 la más alta distinción de la Academia de Leyes norteamericana, "las Cortes americanas se han servido de aventuradas interpretaciones de la Constitución para modificar un gran número de asuntos que correspondían al proceso político ordinario. Esto supone una seria amenaza para la separación de poderes y para el gobierno democrático. Además, dificulta que los votantes podamos definir las condiciones en las que queremos vivir, trabajar y criar a nuestros niños".

En su opinión, tampoco se debe permitir que un excesivo poder quede en manos "distantes y centralizadas". Por ello, cree que ha llegado el momento de volver a leer las teorías de Tocqueville "y dar la importancia que merece a los gobiernos locales y a otras estructuras mediadoras de la sociedad civil".

Derechos humanos frente a grupos de interés

Considerada en 1998 por el National Law Journal como una de las 50 abogadas más influyentes de América, Mary Ann Glendon es miembro del Consejo para la defensa de los Derechos Humanos de Harvard. Desde su experiencia, llama la atención sobre el daño causado por aquellos grupos de interés que utilizan estos derechos para marcar agendas en su propio beneficio.

De acuerdo con esta abogada, "los derechos humanos se vulneran, sobre todo, por la incapacidad y falta de disposición de muchas personas para admitir que la dignidad de todo ser humano debe ser respetada". La solución, a su juicio, pasa por "la conversión de las mentes y los corazones, un proceso en el que las religiones del mundo podrían jugar un rol importante". Estos esfuerzos, añadió, "pueden y deben llevarse a cabo a través de la educación y organizaciones que verdaderamente respeten la dignidad humana y el bien común".

Como miembro del Consejo Bioética del gobierno de Estados Unidos, Mary Ann Glendon ha participado durante los últimos meses en varias discusiones interdisciplinarias sobre clonación, investigaciones de células madre e ingeniería genética. En este sentido, concluyó que "las ciencias naturales necesitan la aportación de las ciencias sociales porque por sí mismas no pueden generar la sabiduría necesaria para progresar sin causar daño a la sociedad".

Versión para imprimir