Noticias
Opciones
28/05/2009

El arcipreste Igor Vyzhanov, del Patriarcado Ortodoxo Ruso, en la Universidad de Navarra

“Hay un avance en las relaciones de la Iglesia ortodoxa con la Iglesia católica en Rusia”

El arcipreste Igor Vyzhanov, del Patriarcado Ortodoxo Ruso

El arcipreste Igor Vyzhanov, del Patriarcado Ortodoxo Ruso.
Foto: Manuel Castells

“Se percibe un progreso en las relaciones de la Iglesia Ortodoxa con la Iglesia Católica en Rusia. No todo está resuelto, pero me parece que nos comprendemos mejor ahora que antes”. Así lo afirmó en la Universidad de Navarra Igor Vyzhanov, secretario del departamento de Relaciones Interconfesionales del Patriarcado de Moscú.

A su conferencia, titulada “Relaciones entre la Iglesia ortodoxa rusa y la Iglesia católica: situación actual” y celebrada en la Facultad de Teología, también asistieron Alfredo López Vallejos, delegado diocesano de Ecumenismo; y Luis Oroz, vicario general de la diócesis de Pamplona.

Igor Vyzhanov comentó que “existe colaboración entre católicos y ortodoxos rusos”, a la vez que exhortó a hablar con la misma voz cristiana: “Son muchas las posibilidades y asuntos que podemos tratar, como la familia, el aborto, el matrimonio…, todo lo que toca la vida humana”. Entre las responsabilidades comunes de católicos y ortodoxos para revitalizar las raíces cristianas de Europa destacó que la tarea principal es “predicar a Jesucristo”.

Una fe más profunda a través de la actividad social

Los desafíos evangelizadores de la Iglesia ortodoxa rusa son amplios. “Rusia se recupera de sus años de ateísmo oficial. Hemos de evangelizar a nuestra gente, que no excluye la necesidad de hacerlo a nivel europeo o mundial”; y “debemos hacerlo juntos con la Iglesia Católica”. Asimismo, añadió que “el pueblo ruso no perdió la fe. El régimen comunista trató de sacar la fe del pueblo sin lograrlo”. También explicó que en los años de comunismo “la fe estaba oculta, no muerta; y después de los cambios en el país (Perestroika) mucha gente se convirtió a la fe”.

A su juicio, el desafío principal de la Iglesia ortodoxa en Rusia es “hacer que la fe de la gente sea más profunda”. Para lograr esa profundización, señaló pasos concretos: “Catequesis en las escuelas, la actividad de los capellanes en el ejército y las cárceles, establecer buenos centros de educación superior, trabajar con los jóvenes… En esta actividad social podemos seguir en muchos aspectos el ejemplo y experiencia de la Iglesia católica. Veo un gran futuro en nuestra colaboración”.

© Universidad de Navarra | Acerca de la web | Contacto