Noticias
Opciones
23/03/2009

“No hay nada más grande que defender a aquellos que no tienen voz”

El actor mexicano Eduardo Verástegui participó en un cine fórum de la película ‘Bella’ en la Universidad de Navarra


“Me juré a mí mismo no volver a trabajar en un proyecto que ofendiese mi fe. Tuve que rechazar muchos guiones, por ello creé la productora Metanoia Films. Bella es nuestra primera producción; un filme que defiende la vida. Para mí, no hay nada más grande que defender a aquellos que no tienen voz”. Con estas palabras explicaba el actor mexicano Eduardo Verástegui en la Universidad de Navarra los motivos que le llevaron a montar una productora propia con guiones como el de la película Bella.

El filme narra la relación que se establece entre una joven embarazada que pierde el trabajo y un hombre que no logra recuperarse de un trágico accidente pasado. Una historia en la que dos personas descubren que, a veces, es necesario perderlo todo para darse cuenta de lo que realmente importa.

Eduardo Verástegui descubrió hace unos años que el propósito de su vida no era el que él pensaba: “Un día me di cuenta de que la fama, el dinero o el éxito son sólo medios que están ahí y que, bien utilizados, pueden aportar muchas cosas buenas a la sociedad, pero no son la meta de mi vida. Cuando a los 28 años descubrí que mi fin verdadero era reconocer, amar y servir a Dios me puse en manos de la Iglesia. Fue la salida a un laberinto de oscuridad”.


“En el momento de mi conversión estuve dispuesto a renunciar a mi carrera de actor, a dejar aquello que para mí había sido como una especie de idolatría y marcharme de misionero. Pero mi asesor espiritual me animó a servir a Dios en Hollywood, un lugar donde también se necesita luz”, asegura el actor.

Su conversión

Eduardo Verástegui triunfó con sólo 22 años compaginando la música con exitosas telenovelas en su país, México. En 2003, dio el salto a la gran pantalla con la película Chasing Papi que, además de lanzar su carrera en EE. UU., cambió su vida de manera radical. Tras el rodaje, el actor sintió un gran vacío interior que le llevó a replantearse su estilo de vida y a trabajar por algo más profundo que la fama y el éxito. Por ese motivo creó su propia productora, Metanoia Films, que en griego significa conversión: “Emprendí este proyecto porque como actor uno no tiene el poder de controlar el mensaje, hay que someterse a lo que está escrito. De esta manera puedo estar tranquilo, pues sé que no voy a hacer nada que comprometa mi fe”.

Los alumnos de la Universidad de Navarra tuvieron la oportunidad de compartir todas estas experiencias con el actor en un cine fórum de la película Bella, su primera producción. El acto, que tuvo lugar en la Facultad de Comunicación del centro académico, fue organizado por Universitarios por la Ayuda Social (UAS). Durante su estancia en el campus, también visitó el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y la planta de Pediatría de la Clínica Universidad de Navarra.

Reportaje en 98.3 Radio sobre el cine-fórum de 'Bella'

© Universidad de Navarra | Acerca de la web | Contacto