Noticias
Opciones
24/06/2009

Dos graduados de la Universidad de Navarra, seleccionados para los III Premios Schindler España de Arquitectura

Los proyectos fin de carrera de Enrique Lorenzo y Francisco Quiles han sido elegidos por la importancia concedida al transporte vertical

Enrique Lorenzo y Francisco Quiles, graduados de la Escuela de Arquitectura.
Foto: Manuel Castells

Enrique Lorenzo (Estella, 1984) y Francisco Quiles (Alicante, 1984), graduados de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, han obtenido los dos primeros galardones en la edición regional de los III Premios Schindler España de Arquitectura a los mejores proyectos fin de carrera. De este modo, participarán en el certamen nacional que tendrá lugar en Madrid en octubre y que acogerá los mejores trabajos de arquitectos de todo el país.

El jurado concedió el primer premio, de 1.500 euros, a Francisco Quiles por su ‘Centro de Automoción de Navarra’. Alfredo Lillo, director de la delegación en Navarra de Schindler, destacó su “adecuada implantación en un entorno industrial y su finalidad tecnológica al servicio del mundo del automóvil”.

“He querido hacer un edificio en cilindro cuya planta evoca la forma del motor de Winkel”, explica este graduado. “Es un circuito con forma de espiral que resume cronológicamente la automoción de Navarra. El visitante puede ir de lo más antiguo a lo futurista y viceversa. Utiliza el lenguaje de la curva y está pensado para exhibirse, ya que el propio edificio es el protagonista del lugar en el que se asienta sin interesarse por su entorno”.

El segundo premio, de 900 euros, recayó en Enrique Lorenzo por un Centro de Consumo Urbano en Bilbao que, según el jurado, “presenta una adecuada formulación volumétrica en la escena de la ría, resolviendo con una fuerte imagen los problemas urbanos del emplazamiento".

Enrique Lorenzo considera que su obra se caracteriza por, “ser un centro que sirve para que la empresa FNAC tenga una nueva sede en Bilbao y a su vez permite al barrio de Mazarredo abrirse hacia la ría. Es un centro que aglutina muchos servicios en una zona relevante de Bilbao, cerca del Museo Guggenheim y junto al puente de Calatrava. El edificio contaría con un intercambiador de metro en la planta menos tres y tendría una plaza abierta al público en la planta cero. Está pensado para que el protagonista sea la persona”.

Estos premios los concede la empresa Schindler para fomentar la creatividad, la capacidad de trabajo y la implicación de los estudiantes de arquitectura en aspectos que resalten la importancia del transporte vertical (ascensores y escaleras mecánicas) en sus proyectos arquitectónicos. El primer premio del certamen nacional, al que aspiran Quiles y Lorenzo, asciende a 12.000 euros.

© Universidad de Navarra | Acerca de la web | Contacto