Noticias
Opciones
24/08/2009

Una investigación de la Universidad de Navarra desarrolla nuevas técnicas para el control de la brucelosis

David García Yoldi ha creado un sistema de diagnóstico para esta ‘enfermedad olvidada’, que ha sido reconocido internacionalmente

Una investigación de la Universidad de Navarra desarrolla nuevas técnicas para el control de la brucelosis

David García Yoldi.
Foto: Manuel Castells

El investigador de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra David García Yoldi ha desarrollado nuevas técnicas para la detección y la diferenciación de la brucelosis, una de las llamadas ‘enfermedades olvidadas’ en el mundo desarrollado. El estudio de este científico, llevado a cabo en el departamento de Microbiología y Parasitología del centro académico, contribuirá al control de esta patología en el tercer mundo.

La brucelosis, una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Brucella, es una de las cinco zoonosis bacterianas (enfermedades de animales que afectan al hombre) más importantes. Según explica David García, produce grandes pérdidas económicas en los países en vías de desarrollo y “su control y erradicación depende en parte de pruebas de laboratorio que aseguren un diagnóstico y tipificación precisas”.

La tesis doctoral, titulada “Tipificación molecular de Brucella y aplicación de la PCR al diagnóstico de la brucelosis”, se ha basado en la comparación de los genomas de varias cepas de la bacteria Brucella. Sus resultados han dado lugar a la publicación de cinco artículos científicos en revistas especializadas internacionales.

Patente internacional y cuatro kits para uso veterinario

El estudio ha desarrollado y evaluado nuevas pruebas basadas en la amplificación molecular de secuencias genéticas mediante PCR (reacción en cadena de la polimerasa). “Tras un estudio detallado de los genomas de varias cepas, hemos creado un sistema -denominado Bruce-ladder-, que es capaz de diferenciar por primera vez entre todas sus especies, incluidas las aisladas en mamíferos marinos, y las cepas empleadas como vacunas”.

El ensayo, validado por siete laboratorios europeos con más de 600 cepas distintas de Brucella -todas ellas detectadas en humanos y animales provenientes de los cinco continentes-, ya es recomendado como sistema de tipificación de Brucella por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OEI).

De forma similar, mediante otros ensayos de PCR múltiple, la investigación discriminó entre las cinco biovariedades de B. suis, especie patógena que afecta principalmente al ganado porcino. Los resultados han dado lugar a una patente internacional y a la elaboración de cuatro kits para uso veterinario que actualmente comercializa la empresa de biotecnología Ingenasa S.A.

© Universidad de Navarra | Acerca de la web | Contacto