Noticias
Opciones
22/05/2009

El abuso de las nuevas tecnologías disminuye el rendimiento académico en alumnos de la ESO

Así lo demuestra un estudio realizado por estudiantes de TECNUN-Escuela de Ingenieros de la Universidad de Navarra en 320 adolescentes vascos


Cuanto mayor es el tiempo que emplean los jóvenes a los videojuegos, Internet y ver la televisión, su rendimiento en el estudio es menor y, por tanto, obtienen peores notas. Así lo demuestra un estudio realizado por un grupo de universitarios de TECNUN-Escuela de Ingenieros de la Universidad de Navarra.

La investigación, elaborada para la asignatura de Dirección de Personas, ha corrido a cargo de Beatriz Ángel, Ruth Arregi, Eduardo Ponce de León y Javier Tolsá. Para realizarla, han encuestado a 320 chicos y chicas, con edades comprendidas entre los 12 y 16 años, pertenecientes a centros públicos y privados de Guipúzcoa, y tomando como periodo de análisis de lunes a jueves.

El estudio establece las franjas horarias más utilizadas para ver la televisión, jugar a la consola o usar Internet: la más frecuente es la que comprende entre las 18 a las 22 horas, justo el tramo horario principal para el estudio en casa (previsto de 18 a 20 horas). Pero, además, también se ha apreciado un alto porcentaje que realiza estas actividades en la franja nocturna (de 22 a 24 horas) y de madrugada (a partir de las 24 horas).

Según los autores, los adolescentes que dedican tres horas diarias a estas tecnologías suman una media de un suspenso al final de curso. Los que superan las tres obtienen 2; los que alcanzan cuatro horas, 3; y los que se aproximan a las cinco, 4 ó más insuficientes.

Algunas conclusiones:

1. Hay una relación creciente entre el número de suspensos y las horas totales que dedica un adolescente al día (entre semana) a las nuevas tecnologías en su conjunto.

2. La mayor parte del ocio dedicado a las nuevas tecnologías corresponden a la televisión e Internet. La relación más clara se da entre el número de suspensos y las horas que dedican a Internet, ya que se cumple la relación crece linealmente.

3. Un 25% de los adolescentes tiene televisión en su cuarto y, además, tal como demuestra la franja horaria que dicen utilizar los padres no llevan ningún control de lo que ven sus hijos.

4. El 90% de los adolescentes que usa videojuegos entre semana cree que si sus padres supiesen a qué juegan, les dejarían. Sin embargo, un 22% de las chicas y un 47% de los chicos lo hacen con videojuegos catalogados para mayores de 18 años.

Reportaje sobre la investigación en 98.3 Radio

 


© Universidad de Navarra | Acerca de la web | Contacto