Noticias:
Suscríbase a las noticias 

Biólogos de la Universidad de Navarra descubren en un microorganismo dos fotorreceptores con una sensibilidad superior a la del ojo humano

- El hallazgo ha sido publicado en la revista 'National Geographic'
De izquierda a derecha, Rafael Jordana, Enrique Baquero y Luis Montuenga.

Manuel Castells

Rafael Jordana, Enrique Baquero y Luis Montuenga, profesores de la Universidad de Navarra, han descubierto un nuevo órgano de visión en un colémbolo del género Vesicephalus, animal microscópico que habita en la horajasca de los bosques sombríos de Europa y Norteamérica. Tal como recoge un artículo del número de abril de 2002 de la edición española de la revista National Geographic, los científicos de Universidad de Navarra han revelado la presencia de dos vesículas fotosensibles o fotorreceptores entre los ojos del animal, que fue fotografiado en el microscopio electrónico de barrido.

Según el equipo de expertos, estos dos fotorreceptores, cuya sensibilidad es cientos de veces mayor que la del ojo humano, permiten al citado artrópodo detectar variaciones de luz al ser acechados por sus depredadores y escapar mediante un potente salto. Precisamente, la acepción latina "colembolo" hace referencia a la horquilla que el insecto posee bajo su vientre y que activa como un resorte para autoimpulsarse a larga distancia.

 

El artículo de National Geographic se hace eco del trabajo original publicado en la revista científica Arthropod Structure & Development (2000).

Este es el aspecto del 'Vesicephalus'.

En ella se difundieron los datos referentes a la morfología superficial e interior de la nueva estructura, se demostró su función fotorreceptora y se explicó su probable funcionamiento, así como su significado ecológico.

Versión para imprimir