Noticias:
Suscríbase a las noticias 

Homenaje en la Universidad de Navarra al catedrático Manuel Ferrer

- Este experto geógrafo fue decano de la Facultad de Filosofía y Letras entre 1968 y 1976
Manuel Ferrer fue nombrado profesor de la Universidad de Navarra en octubre de 1962.

Manuel Castells

"Un destacado geógrafo, un prestigioso profesor universitario, un lúcido forjador de pensamiento, un creador de escuela, un infatigable investigador y un prolijo difusor de ideas. Una persona irrepetible y muy querida, un fiel colaborador y un buen amigo de todos".

Con estas palabras se refirió Alban d'Entremont, director del departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad de Navarra, al profesor honorario Manuel Ferrer Regales, durante el homenaje que recibió hoy en el centro académico.

"Pero, ante todo -prosiguió-, ha sido y es un profesor universitario. Su vida entera ha estado y está íntimamente vinculada a la institución universitaria". Alban d'Entremont destacó "su actitud permanente de respeto y cercanía a los alumnos. Sus clases se recuerdan por el afán, no sólo por acercar la materia al alumno, sino por acercar el alumno a la materia".

El propio homenajeado, Manuel Ferrer, agradeció este acto al departamento de Geografía y Ordenación del Territorio y a la Facultad de Filosofía y Letras, de la que fue decano entre 1968 y 1976. "Una vez más me he convencido de que lo que permanece por encima de los vínculos de tipo profesional es un cariño que se va forjando en el trabajo de cada día y que termina cuajando en una disposición incondicional y recíproca", señaló.

En el acto, que tuvo lugar en el Aula Magna de la Universidad de Navarra, también intervino José Manuel Casas Torres, catedrático de Geografía de la Universidad Complutense de Madrid y maestro de Manuel Ferrer: "Era un estupendo profesor, un exigente investigador y una gran persona". Asimismo, subrayó que "su constante y vivo interés por los problemas sociales le llevó -y sigue llevándole- a investigar la actual problemática de las políticas demográficas".

Un paradigma de coherencia personal

En este sentido, Pedro Gil, vicerrector de Alumnos y Ordenación Académica de la Universidad de Navarra, recordó "su valentía de abordar temas urgente y palpitantemente humanos en los que confluyen cuestiones tan decisivas como las políticas demográficas, las manipulaciones antinatalistas, el papel de la mujer y de la familia o los problemas ecológicos".

Asimismo, agradeció al profesor Ferrer, en nombre del rector de la Universidad, todo lo que ha hecho y sigue haciendo por el centro académico: "A lo largo de estas cuatro décadas, al tiempo que atendía sus obligaciones docentes e investigadoras, ha desempeñado, con dedicación generosa y su proverbial entusiasmo, cuantos cargos de dirección se le han encomendado". El vicerrector indicó que "su trayectoria vital es un paradigma de coherencia personal, de inconformismo con las modas intelectuales, de compromiso con la verdad; en una palabra: de unidad de vida, piedra de toque de la auténtica maestría", destacó.

Un reconocido experto mundial en geografía de la población y geografía urbana

Nacido en Huesca, Manuel Ferrer se licenció en Geografía por la Universidad de Zaragoza, en la que trabajó hasta 1958, año en el que obtuvo la cátedra de Geografía de la Universidad de Oviedo. Fue nombrado profesor de la Universidad de Navarra en octubre de 1962, donde dirigió el Instituto de Artes Liberales entre 1963 y 1968, y el departamento de Geografía Humana. En la actualidad es miembro de la Asociación Española de Ciencia Regional, la Real Sociedad Geográfica, la Asociación de Geógrafos Españoles y la Unión Geográfica Internacional.

Se le considera un reconocido experto mundial en geografía de la población: en 1974 asistió a la Conferencia Mundial de la Población, celebrada en Bucarest (Rumania). Otro campo científico en el que ha destacado es en el estudio de la ciudad. Ha dirigido o participado en equipos de asesoramiento o planificación de centros históricos, como los de Vitoria, Cartagena y Almuñécar, y ha estudiado muchas áreas urbanas y metropolitanas como las de Pamplona o Bilbao. A mediados de los años noventa coordinó el proyecto sobre el eje geográfico y económico del I Plan Estratégico de Navarra (Gobierno de Navarra). Además, durante una época participó activamente en la política como diputado en el Parlamento Foral de Navarra en tiempos de la Transición democrática española.

Versión para imprimir