Noticias
Opciones
10/10/2008

“Unos buenos efectos especiales nunca podrán salvar una mala película”, asegura una diseñadora digital

Astrid Busser-Casas, que ha trabajado en largometrajes como ‘Batman’ y ‘Harry Potter’, participa en un seminario de la Universidad de Navarra

Astrid Busser-Cassas.
Foto: Manuel Castells

“Unos buenos efectos especiales nunca podrán salvar una mala película. La magia del cine aún está en los guiones”, afirma Astrid Busser-Casas. La diseñadora de efectos por ordenador de la compañía londinense Double Negative ha reconocido en la Universidad de Navarra que las herramientas digitales sólo son un instrumento que “debería pasar desapercibido en un filme”.

Esta licenciada por la Universidad de West Brabant (Holanda) trata de transmitir esta premisa en el seminario “Las técnicas invisibles del cine digital’, organizado por la Facultad de Comunicación y dedicado a los procesos de creación de imágenes por ordenador en la producción cinematográfica.

Harry Potter y la Orden del Fénix; Batman, el caballero oscuro; El ultimátum de Bourne y Hellboy II son algunos de los largometrajes en los que ha trabajado Astrid Busser-Casas. La experta, que destaca el valor creativo de su disciplina, aboga por los buenos guiones ya que el espectador “perdona un mal efecto cuando lo que se narra es interesante”.

Personajes digitales

Según explica la especialista, pese a la diferencia entre la imagen real y la digital, los procesos de producción actualmente están ligados. “Hace años, primero se rodaba y, una vez montada la película, se entraba en la postproducción, en la que se incluían los efectos por ordenador. Ahora, ambas labores son paralelas. Por ello, en el set de rodaje también se encuentra el supervisor de efectos digitales de modo que puede mostrar al director qué se puede hacer y cuál es el resultado”, explica.

En el progresivo proceso de digitalización que vive el cine aún se conservan sistemas de trabajo tradicionales, como las maquetas y reconstrucciones, algo que aplaude la diseñadora por su “creatividad e ingenio”. Asimismo, reconoce que no le gustaría que se “introdujeran personajes creados por ordenador en sustitución de los actores reales”.

Astrid Busser-Cassas afirma que, aunque los artificios digitales no cuentan con el reconocimiento popular, las alabanzas llegan desde el propio sector con premios como los Oscar. Además, desde su experiencia personal admite que supone una alegría cuando un director como Guillermo del Toro envía un correo de felicitación u Oliver Stone da las gracias “uno por uno a los miembros del equipo tras el trabajo en Alejandro Magno”.

Entrevista a Astrid Busser-Casas en 98.3 Radio

 

 

Noticia relacionada

Astrid Busser-Casas, diseñadora de efectos digitales de ‘Harry Potter’ y ‘El ultimátum de Bourne’, imparte un seminario en la Universidad de Navarra

© Universidad de Navarra | Acerca de la web | Contacto