Noticias
Opciones
04/02/2009

Las nuevas técnicas de liberación controlada mejorarán la efectividad de los fármacos antitumorales

El investigador Manfred Ogris participa en el Congreso de la Sociedad Española de Farmacia Industrial y Galénica, celebrado en la Universidad de Navarra

Manfred Ogris en el Congreso de la Sociedad Española de la Sociedad Española de Farmacia Industrial y Galénica, celebrado en la Universidad de Navarra.

Manfred Ogris.
Foto: Manuel Castells

“Los nuevos sistemas de liberación controlada de fármacos pueden mejorar la efectividad de los medicamentos antitumorales, ya que facilitan que los tratamientos se acumulen en las células cancerosas para actuar sobre ellas”, afirmó Manfred Ogris, investigador de la Universidad Ludwig-Maximilians de Munich. El especialista hizo estas declaraciones durante el IX Congreso de la Sociedad Española de Farmacia Industrial y Galénica, y en la jornada previa al Día Mundial contra el Cáncer (4 de febrero).

En relación al avance que suponen las nuevas técnicas de liberación controlada, Manfred Ogris añadió que su desarrollo está encaminado a crear sistemas inteligentes que identifiquen el medio o que puedan ser activados en el lugar deseado mediante un estímulo externo, como calor o una señal magnética, etc. En este sentido, explicó que con los procedimientos habituales, los fármacos son degradados por las enzimas antes de llegar a la célula enferma: “Para evitarlo se pueden transportar en macromoléculas que, además, impiden la detección por parte de nuestro sistema de defensas, que también destruiría los fármacos”.

Asimismo, insistió en que el uso de estas macromoléculas permitiría menores dosis para un mismo tratamiento, lo que reduciría los efectos secundarios de las terapias antitumorales; “incluso se podría recurrir a fármacos poco solubles que no se utilizan por la dificultad que entraña conducirlos a las células”, subrayó.


Liberación de genes terapéuticos: otro avance contra el cáncer

Por otra parte, recordó que la liberación de genes terapéuticos mediante sistemas macromoleculares “es una importante alternativa frente a los tratamientos actuales contra el cáncer”. Con este objetivo, el investigador alemán colabora con el departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica de la Universidad de Navarra en un proyecto sobre nanopartículas basadas en dendrímeros para la vehiculización de genes y agentes antitumorales.

Manfred Ogris ha trabajado con grupos de investigación del Vienna Biocenter sobre la estructura del ADN y su influencia en la transferencia genética; así como en el Institute for Cancer Research de Birmingham (Reino Unido) gracias a una beca Marie Curie. Desde 2001 es investigador de la Universidad Ludwing-Maximiliams, donde profundiza en los sistemas macromoleculares de liberación controlada de fármacos.

Noticia relacionada

Una investigación de la Universidad de Navarra, premiada por la Sociedad Española de Farmacia Industrial y Galénica

© Universidad de Navarra | Acerca de la web | Contacto