Noticias
Opciones
04/06/2009

El pronóstico en cáncer de huesos infantil es mejor que en adultos, según un estudio en el que ha participado la Clínica Universidad de Navarra

En la investigación, publicada en European Jornal of Cancer, han participado 2.680 casos

La supervivencia del osteosarcoma en niños es mejor que en adultos, según un estudio en el que ha participado la Clínica Universidad de Navarra

Los doctores Mikel San Julián, Ana Patiño y Luis Sierrasesúmaga.
Foto: Manuel Castells

Los osteosarcomas infantiles tienen mejor pronóstico que los diagnosticados en adultos, debido, en gran parte, a su distinta localización según la edad. Así lo indica uno de los resultados obtenidos en un estudio internacional sobre factores pronósticos que intervienen en la supervivencia de pacientes con cáncer óseo, en el que ha participado la Clínica Universidad de Navarra.

Promovido y coordinado por la Unidad de Epidemiología Clínica y Molecular de la Escuela de Medicina de la Universidad de Ioannina (Grecia), el metanálisis tiene como objetivo recopilar datos sobre pacientes con osteosarcoma con el fin de definir cuáles son los principales parámetros para predecir la evolución de este tipo de tumores.

En el estudio, que se publica en European Journal of Cancer, han participado equipos de diez centros hospitalarios de nueve países, que han aportado un total de 2.680 casos. En concreto, la Clínica Universidad de Navarra ha contribuido con 243 pacientes.

Uno de los resultados muestra que el osteosarcoma tiene mejor pronóstico en niños que en adultos, lo que probablemente está relacionado con la localización: “El 90% de los casos en los niños se localizan en la rodilla, bien en el fémur distal o en la tibia proximal. Los tumores en extremidades o huesos prescindibles presentan mejor evolución que los de huesos centrales donde el abordaje quirúrgico es más difícil", aseguró Ana Patiño, del departamento de Pediatría de la Clínica Universidad de Navarra. La facultativa forma parte del grupo investigador junto a los doctores Luis Sierrasesúmaga Ariznavarreta, director del departamento, Moira Garraús Oneca y Mikel San Julián Aranguren, especialista de Cirugía Ortopédica y Traumatología.

Además, se ha visto que la evolución es mejor en los pacientes a quienes no se les amputa la extremidad. En la Clínica Universidad de Navarra, por ejemplo, se trata de rescatar la extremidad afectada en la práctica totalidad de los casos. También se ha visto una peor evolución en los pacientes que no son atendidos mediante el tratamiento protocolizado, que incluye platino, adriamicina y metotrexato o muestran resistencia a esta terapia.

Por otra parte, la fecha de diagnóstico del tumor no está relacionada con el tiempo de supervivencia de los pacientes. “Así como en otro tipo de tumores el pronóstico de hace veinticinco años era mucho peor que el actual, con el osteosarcoma no ha ocurrido lo mismo. Este resultado tiene una doble lectura. En las décadas de 1980 y 1990 ya había un índice de supervivencia cercano al 70%. Sin embargo, no hemos conseguido reducir sustancialmente ese porcentaje del 30% de casos en los que la enfermedad evoluciona mal. Es decir, estadísticamente apenas ha habido una mejora en estos años”, indicó la doctora Patiño.

© Universidad de Navarra | Acerca de la web | Contacto