Noticias
Opciones
03/04/2009

Una experta aboga por combatir la alergia con vacunas cuando se conoce qué sustancia la provoca

Margarita Fernández, de la Clínica Universidad de Navarra, avaló en una conferencia en el Centro de Investigación Médica Aplicada la fiabilidad de las pruebas de alergia a los niños

Margarita Fernández Benítez.
Foto: Manuel Castells

Margarita Fernández Benítez, especialista de la Clínica Universidad de Navarra, defendió el tratamiento con vacunas, siempre y cuando se conozca el alérgeno que causa el problema, como un medio eficaz para tratar esta patología. La alergóloga impartió una conferencia en el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra ante un centenar de personas sobre "Cómo detectar y combatir las alergias" en el marco del Aula de Salud, que organizan Diario de Navarra y el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA).

La especialista apuntó que las vacunas son un tratamiento clásico sobre cuya eficacia existe una evidencia científica. Además, aseguró que en los últimos años se han producido "grandes avances" que proporcionan mayor seguridad a estos preparados.

Asimismo, explicó que hay nuevas formas de administración, además de la convencional inyectada, como es la vía sublingual (medicamento bajo la lengua). “Los niños toleran bien esta alternativa, ya que evita el pinchazo y acudir a un centro médico cada cierto tiempo para poner la vacuna. Se puede administrar en el domicilio y las reacciones no son tan severas como las de las vacunas convencionales”, indicó.

La alergóloga de la Clínica Universidad de Navarra recordó que las vacunas modifican la respuesta inmunológica del organismo e incrementan la tolerancia frente al alérgeno, el agente causante de la alergia. También previenen frente a nuevas sensibilizaciones y evitan la progresión de la rinitis al asma. Asimismo, señaló que la necesidad de medicación es menor.

La especialista recordó que existen muchos alérgenos, o sustancias, que pueden provocar la reacción del organismo: desde el ácaro del polvo, uno de los más frecuentes, hasta los pólenes, los hongos, los medicamentos y alimentos. Así, cuando el alérgeno entra en contacto con el organismo se produce una reacción que provoca la liberación de histamina.

Según dijo, el diagnóstico se debe basar en una historia clínica pormenorizada para, después, realizar pruebas cutáneas, que ponen de manifiesto esa reacción, así como análisis de sangre, con los que se pueden medir 128 alérgenos.

Entrevista en 98.3 Radio a Margarita Fernández

 

 

Algunas claves sobre la alergia, según la alergóloga Margarita Fernández

© Universidad de Navarra | Acerca de la web | Contacto