Noticias
Opciones
28/09/2009

“Un 20% de los enfermos de Parkinson sin problemas cognitivos desarrollará demencia”

La detección temprana de estas alteraciones orientará tratamientos más efectivos, asegura un experto en un simposio celebrado en el CIMA de la Universidad de Navarra

Los neurólogos Dag Aarsland, del Hospital Universitario de Stavanger, y José Obeso, del CIMA de la Universidad de Navarra.

Los neurólogos Dag Aarsland, del Hospital Universitario de Stavanger, y José Obeso, del CIMA de la Universidad de Navarra.
Foto: Cedida

“Un 20% de los enfermos de Parkinson sin problemas cognitivos desarrollará demencia”, aseguró Dag Aarsland, neurólogo del Hospital Universitario de Stavanger (Noruega). El especialista participó en la II jornada “Deterioro cognitivo en la enfermedad de Parkinson”, organizada por los doctores Mª Cruz Rodríguez-Oroz y José Obeso, neurólogos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra y la Clínica Universidad de Navarra, con el patrocinio de Laboratorios Lundbeck.

Existen diversos factores de riesgo que están implicados en el desarrollo de demencia en estos pacientes, como la edad, la gravedad de la enfermedad de Parkinson o la presencia de problemas cognitivos leves. “En concreto, cerca de un 80% de las personas con parkinsonismo avanzado (afectados desde hace veinte años y con problemas motores severos) desarrolla demencia”.

El deterioro cognitivo en enfermedad de Parkinson repercute considerablemente en la sociedad, puesto que reduce la supervivencia del enfermo e incrementa los costes sanitarios. “Por ello, las líneas de investigación en este campo se centran en definir y cuantificar de manera temprana estas alteraciones. De este modo, podríamos prevenir la progresión a demencia, e incluso seríamos capaces de desarrollar nuevos fármacos más específicos para este grupo de pacientes”, explicó el Dr. Aarsland en el Centro de Investigación Médica Aplicada.

En opinión del experto, “la enfermedad de Parkinson es mucho más que un trastorno del movimiento. La implicación de problemas neurocognitivos influye no sólo en la calidad de vida del paciente sino también en la de su familia. El diagnóstico precoz mejorará el abordaje terapéutico de estas alteraciones y de la propia enfermedad de Parkinson”.

© Universidad de Navarra | Acerca de la web | Contacto