Noticias:
Suscríbase a las noticias 

"El secreto de mis fotografías está en conocer el toreo"

- El fotógrafo taurino Paco Cano recibió un homenaje en la Universidad de Navarra
El rector José Mª Bastero entregó a Paco Cano una escultura de Carlos Ciriza.

Manuel Castells

"El secreto de mis fotografías está en conocer el toreo". Así lo afirmó el fotógrafo taurino Paco Cano durante el homenaje que recibió en la Universidad de Navarra con motivo de los III Encuentros Taurinos. "Porque lo importante es sacar la foto en el momento justo, en el momento cumbre del torero", añadió. Con este reconocimiento se ha querido premiar "la labor profesional y personal de este fotógrafo, que ha permitido que muchos de nosotros, no estando en las plazas, podamos ver lo que ocurre en ellas", señaló Francisco Apaolaza, uno de los organizadores de los encuentros.

"Nos ha dejado un archivo de momentos imborrables. Y personalmente no cabe duda de que, a sus 89 años, seguir al pie del cañón merece un homenaje", añadió. El rector de la Universidad de Navarra, José Mª Bastero, entregó a Paco Cano una escultura conmemorativa, obra del navarro Carlos Ciriza, y a continuación hubo una mesa redonda en la que participaron, además del homenajeado, Marcelino Jiménez, (director del Museo Taurino de la Calle Estafeta de Pamplona), Francisco Apaolaza y Víctor Molino (organizadores de los III Encuentros Taurinos).

Paco Cano empezó a torear antes de la Guerra Civil española pero, tras el conflicto, comenzó su afición por la fotografía. "Me empezaron a llamar grandes figuras del toreo para hacer fotografías y colgué el traje de torear". Ante la pregunta de cuál es su torero predilecto, Paco Cano dijo: "A mí siempre me ha gustado la personalidad y el arte en el toreo. Ver lidiar bien con el capote es una cosa muy difícil, pero de todos modos, todo el que se viste de torero tiene un gran mérito".

El mayor "manoletista" del mundo

El director del Museo Taurino de la Calle Estafeta de Pamplona, Marcelino Jiménez, indicó que su presencia en el homenaje era de tipo afectivo "porque Paco Cano me conoció cuando yo tenía 7 años y hemos vivido muchas cosas juntos en el toro y fuera del toro". Entre las muchas fotografías y objetos que hay en el Museo Taurino de Pamplona está el objetivo con el que Paco Cano captó la muerte de Manuel Rodríguez 'Manolete' el 28 de agosto en Linares (Jaén). "Para mí, Manolete ha sido el mejor torero, sobre todo por la honradez que tenía", declaró el homenajeado. Y es que, según el director del museo, Cano es "el mayor manoletista del mundo".

La Universidad de Navarra acogió una exposición titulada "Una vida tras la cámara", con algunas de las fotografías en las que Paco Cano ha plasmado la historia del toreo de más de medio siglo. Estuvo ubicada, durante la celebración de los encuentros, en el vestíbulo del edificio Central.

Versión para imprimir