un 1.gif (1433 bytes)

Universidad de Navarra . Instituto Superior de Ciencias Religiosas . Diplomatura
 

Antiguo Testamento

Libros Poéticos y Sapienciales

Curso 3º. Prof: D. Gonzalo Aranda Pérez

  

Cuadro  de  Asignaturas
Informacion para este curso
Presentación
Profesorado
Modelo de orientaciones para el estudio
Programa
Materiales didácticos
Documentación
Zona de alumnos
Orientaciones para el estudio
Trabajos personales
Exámenes
Indicaciones prácticas para los que cursan la asignatura
bendicionsacerdotal.jpg (10387 bytes)

 

granadaYHWH.jpg (20652 bytes)

Presentación de la asignatura

   Libros bíblicos objeto de este curso

La Biblia cristiana, tal como aparece en los códices más antiguos, presenta los libros que la integran agrupados en tres grandes conjuntos: Libros históricos (incluyendo el Pentateuco); libros proféticos (los cuatro profetas mayores y los doce menores) y libros poéticos. Este último grupo incluye el libro de los Salmos, el del Cantar de los Cantares y los que llamamos libros sapienciales (Job, Proverbios, Eclesiastés, Elesiástico y Sabiduría). Es este tercer grupo el que corresponde a la asignatura que vamos a estudiar. Como rasgo común se podría señalar que están escritos en ritmo poético; pero tal rasgo no es exclusivo de ellos, ya que también ese ritmo es empleado en gran parte de los escritos de los Profetas.

En la Biblia hebrea los libros de ese tercer grupo, exceptuados Eclesiástico y Sabiduría que no forman parte del canon bíblico judío, están contenidos junto a otros más en el conjunto denominado "Los escritos". Este conjunto en la tradición judía viene a incluir los libros sagrados que no pertenecen ni a la Ley (Pentateuco) ni a los Profetas. Su agrupación responde por tanto a un criterio negativo: el no formar parte de los otros grupos.

Nos enfrentamos pues a un grupo de libros sagrados muy heterogéneo, y de muy distinta incidencia en el conocimiento bíblico de la mayoría de los cristianos. Algunos de ellos son muy utilizados y aun populares, como los Salmos y el libro de Job; otros, como Eclesiastés, Eclesiástico y Sabiduría, ni siquiera son muy bien diferenciados uno de otro incluso por cristianos con cierta cultura religiosa; y, en cuanto al Cantar de los Cantares, o suena a algo místico debido a los comentarios realizados por escritores clásicos de nuestra lengua, o se piensa en él como un texto curioso en la Biblia que sirve para las lecturas en la celebración del matrimonio. Tanto el uso frecuente de alguno de estos libros (los Salmos), como la notoriedad de otros (Job), e incluso la escasa familiaridad con otros (Eclesiástico o Sabiduría), y su misma diversidad, hacen aún más interesante el estudio de este bloque de libros bíblicos. Decimos aún más interesante, porque el interés primero que despiertan brota del hecho de que forman parte de la Biblia: son libros sagrados y canónicos, y, en consecuencia, Palabra de Dios a los hombres. Pero ¿cómo se da e ellos la Palabra de Dios?

Características peculiares de estos libros

En estos libros no encontramos ni leyes o promesas hechas por Dios, ni oráculos de personas que hablen en su nombre. Todo en ellos -excepto algún pequeño oráculo en los Salmos, o la locución de Dios a Job desde la tormenta, o los discursos de la Sabiduría- tiene el carácter de ser directamente palabra humana: es el hombre piadoso el que reza y expone sus sentimientos ante Dios en los Salmos; los enamorados quienes cantan sus poemas en el Cantar de los Cantares, o los sabios quienes transmiten su enseñanza, fruto de su reflexión o recibida por tradición, en los libros sapienciales. En estos libros parece escucharse exclusivamente la voz de sus autores; pero sus palabras, escritas bajo el carisma de la inspiración divina, son proclamadas en la Iglesia como Palabra de Dios, porque son libros que forman parte de la Sagrada Escritura. Este hecho, que puede parecer paradójico, nos lleva a comprender mejor la verdadera naturaleza de la Escritura y de la inspiración de los libros sagrados. Todos ellos ofrecen directamente la palabra del hombre que es a su vez y de forma misteriosa Palabra de Dios, con independencia de que se le atribuya a Él o se hable en su nombre o no. (Dei Verbum....)

Al estudiar estos libros lo más importante será, por tanto, descubrir cómo habla Dios a través de ellos: cómo mediante la oración que brota del corazón de los autores de los Salmos, o mediante los sentimientos de amor expresados en el Cantar, o mediante la búsqueda u oferta de sabiduría de los sabios, Dios está llamando al lector creyente y poniendo en su interior, oración, sentimientos de amor, o afán de verdad. La Palabra de Dios queda modalizada de maneras diversas en los libros que vamos a estudiar: aparecerá como palabra orante o locución amorosa o expresión de sabiduría. Así se convierte en vehículo para acercarnos a Él desde las dimensiones fundamentales de nuestro ser. Tal ha de ser el objetivo último del estudio de esta asignatura.

Orden seguido en el estudio de estos libros

Aun alterando el orden en que los libros que vamos a estudiar aparecen en la Biblia, del que daremos razón a su debido tiempo, hemos querido seguir en esta asignatura un orden que refleje esas modalidades de la Palabra de Dios que acabamos de señalar. Así, tras una unidad didáctica dedicada a presentar el conjunto de los libros que vamos a estudiar tal como aparece en la Biblia, y a hacer una primera aproximación a ellos, pasaremos en la unidad didáctica II al estudio del libro de los Salmos, en la III al del Cantar de los Cantares, y en las restantes a los libros sapienciales. Puesto que estos últimos reflejan tres momentos cruciales en el camino recorrido por la reflexión sapiencial en Israel les dedicaremos tres unidades didácticas: la IV destinada a ver el origen y las características de la tradición sapiencial y su primer desarrollo literario en el libro de los Proverbios; la V a estudiar dos obras en las que, desde la experiencia del sufrimiento del justo (libro de Job) o desde la consideración de que la muerte hace iguales a todos (libro del Eclesiastés), se plantean cuestionamientos serios a lo que la tradición proponía, y la VI a otras dos obras en las que se ofrecen vías de solución y visiones de síntesis ya en la época cercana al Nuevo Testamento (libros del Eclesiástico y de la Sabiduría).

Como todos los libros del Antiguo Testamento, los que aquí vamos a estudiar preparaban la Revelación plena de Dios en Jesucristo consignada por escrito en el Nuevo Testamento. Ahora bien, no lo hacían ni como los libros históricos ni como los Profetas. Los libros históricos iban mostrando las intervenciones de Dios en la historia del pueblo y preparaban así la intervención definitiva con la venida de Jesucristo que inaugura el Reino de Dios; los Profetas anunciaban ese Reino y al Mesías que lo instauraría. Los libros objeto de esta asignatura ni narran historia ni contienen profecías; preparaban la venida de Cristo haciendo profundizar la relación del hombre con Dios mediante la oración, mediante el sentimiento más fuerte del amor y mediante el uso de la razón para descubrir su presencia en la creación, en la historia y en su Ley. Al llegar a su plenitud esa relación del hombre con Dios en Cristo, el Verbo de Dios hecho hombre, adquieren su cumplimiento definitivo los libros que vamos a estudiar. Por eso señalaremos su orientación hacia el Nuevo Testamento, a cuya luz podrán ser comprendidos con más profundidad, al tiempo que ayudarán al lector a conocer mejor y unirse más fuertemente a Jesucristo recorriendo el camino que marcan esos libros.

                                                          .1arrow3.gif (1147 bytes)

Profesorado

    El Profesor encargado de esta Asignatura es:

        D. Gonzalo Aranda Pérez                                 Tfno: 948 42 57 16

         Pueden comunicarse con él para cualquier aclaración o consulta. Conviene que envíen sus comunicaciones por e-mail, correo o fax a la Secretaría del Instituto Superior de Ciencias Religiosas: se procurará resolverlas lo antes posible.
       Se comprueba que las gestiones telefónicas, aunque parecen ágiles y eficaces, frecuentemente resultan inconcretas y no llegan a dar soluciones definitivas.

     También pueden remitir por estos medios los Trabajos Personales a Distancia.                                                    

          1arrow3.gif (1147 bytes)

Programa de la asignatura

UNIDAD DIDÁCTICA I. INTRODUCCIÓN A LOS LIBROS POÉTICOS Y SAPIENCIALESDEL ANTIGUO TESTAMENTO

Tema 1. Libros poéticos y sapienciales

UNIDAD DIDACTICA II. LOS SALMOS, LIBRO DE ORACIÓN

Tema 2. Los Salmos y el libro de los Salmos

Tema 3. Los Salmos según sus géneros literarios

Tema 4. Los Salmos insertados en el libro de los Salmos

Tema 5. Mensaje religioso y teología de los Salmos

UNIDAD DIDÁCTICA III. EL LIBRO DEL CANTAR DE LOS CANTARES

Tema 6. : El Cantar de los Cantares

UNIDAD DIDÁCTICA IV. ORIGEN Y PRIMER DESARROLLO LITERARIO DE LA SABIDURÍA EN ISRAEL: EL LIBRO DE LOS PROVERBIOS

Tema 7. Introducción a los libros sapienciales: Sabios y literatura sapiencial

Tema 8. El libro de los Proverbios

UNIDAD DIDÁCTICA V. INSUFICIENCIA DE LA SABIDURÍA TRADICIONAL: JOB Y ECLESIASTÉS

Tema 9. El libro de Job

Tema 10. El libro del Eclesiastés (o Qohélet)

UNIDAD DIDACTICA VI. REAFIRMACION DE LA SABIDURIA: ECLESIASTICO Y SABIDURIA

Tema 11. El Eclesiástico (o Sirácide)

Tema 12. El libro de la Sabiduría

1arrow3.gif (1147 bytes)

Materiales Didácticos

Texto base

   Se utizará el manual Antiguo Testamento. Libros Poéticos y Sapienciales. Se puede obtener en la secretaría del ISCR.


Bibliografía Complementaria

Véase en el manual en cada Unidad Didáctica

1arrow3.gif (1147 bytes)

Modelo de orientaciones para el estudio

    Uso de la Biblia

El objetivo de la asignatura, como el de las que ya se han estudiado de Introducción especial a la Sagrada Escritura y exégesis, es llegar a una lectura comprensiva de los libros bíblicos y aprender su mensaje. Por ello es necesario en primer lugar que el estudio se realice teniendo al lado la Biblia, pasando constantemente sus páginas y leyendo los textos. En otro caso sólo se adquiriría una noción superficial y teórica del objeto a estudiar.

¿Qué Biblia? En este caso se requiere una Biblia católica, pues en una Biblia protestante no aparecerán algunos de los libros que vamos a estudiar aquí (Eclesiástico y Sabiduría), y en las Biblias interconfesionales podrían aparecer fuera de su lugar propio. Lo normal es una Biblia que tenga abundantes notas y señale pasajes paralelos, pues son dos recursos de la máxima utilidad para comprender la lectura y relacionar textos.

Características de estos apuntes

En estos apuntes provisionales que se ofrecen para uso exclusivo de los alumnos hay temas que abarcan varios libros y otros que estudian cada libro en concreto. En el primer caso (Temas 1 y 7) se trata de introducciones de carácter general en las que se presentan los rasgos propios de un tipo de literatura bíblica y tienen por tanto un carácter más bien informativo. Cuando se estudia cada uno de los libros en concreto, los apuntes serán una guía para introducirse en ellos y captar su mensaje propio. Ante todo ponen al alumno frente al libro ¿Cómo es éste a primera vista? Luego se abordan las cuestiones que un lector debe tener presentes antes de iniciar la lectura en profundidad: ¿Quien, cuando y en qué situación fue escrito? ¿Cuál es su trama o estructura interna? Para informarse de estas cuestiones será suficiente hojear el libro y fijarse en algún pasaje concreto que dé pistas sobre estos temas. Tales pasajes estarán señalados en los apuntes. Después vendrá la lectura detenida y atenta del texto bíblico fijando la atención en los pasajes más importantes. Los apuntes orientan en esa lectura, suscitando las preguntas y ofreciendo las respuestas, unas veces sintetizadas y otras más desarrolladas, que lleven a la comprensión de los textos con la mayor profundidad posible.

Antes de desarrollo del contenido de cada tema se ofrece una síntesis del contenido de cada uno de los apartados que lo integran. Ahí aparecen los datos fundamentales que se han de retener. Por ello convendrá leerlos previamente al estudio de cada apartado, y repasarlos después. En conjunto intentan ofrecer una visión sintética y completa del contenido de la asignatura.

Al final de la mayor parte de los apartados se propone un ejercicio cuya ejecución servirá para centrar la atención en algún aspecto de ese apartado y mantener así el interés al estudiarlo. Son ejercicios sencillos que no requieren mucho tiempo; normalmente se trata de la misma lectura del texto bíblico que se estudia orientada desde algún aspecto de particular interés. Por eso será conveniente leer el ejercicio propuesto antes de iniciar la lectura del apartado correspondiente, aunque el ejercicio como tal se realice después.

Los cuestionarios de autocomprobación

Al final de cada tema se presenta un cuestionario para la autocomprobación de los conocimientos adquiridos. Se ha tendido a que en él queden recogidos datos básicos, de modo que el lector pueda contestar son facilidad y sentir la satisfacción de conocer el tema. Las preguntas que se plantean pueden responderse en general desde el contenido de los Apuntes; pero en algunas ocasiones presuponen haber leído con detenimiento el texto bíblico. En cualquier caso, si se han realizado los ejercicios que se van indicando, será fácil dar las respuestas.

Trabajos a realizar durante el curso

Al comienzo de cada unidad didáctica, tras los objetivos que se pretenden en ella y la presentación de su contenido, se proponen al alumno algunos trabajos que puede realizar por su cuenta tras el estudio de la unidad. Su finalidad es profundizar en algún aspecto concreto e iniciar al alumno en el trabajo personal en la Biblia.

Bibliografía complementaria

El estudio de la asignatura debe hacerse a partir de la Biblia y de los Apuntes. Pero se ofrece también una bibliografía complementaria en la que se recogen las principales obras existentes en castellano sobre la materia de la asignatura o sobre temas concretos. Podrá ser útil recurrir a alguna de ellas para ampliar algún punto expuesto con brevedad en los Apuntes.

       El resto de las orientaciones para el estudio se encuentran en el manual hecho por los profesores de la asignatura.

 1arrow3.gif (1147 bytes)

Documentación

 

 

 

       1arrow3.gif (1147 bytes)