un 1.gif (1433 bytes)
Universidad de Navarra . Instituto Superior de Ciencias Religiosas . Diplomatura
 

Filosofía del Conocimiento

Curso 1º. Prof: D. José Ignacio Murillo

  

Cuadro  de  Asignaturas
Informacion para este curso
Presentación
Profesorado
Modelo de orientaciones para el estudio
Programa
Materiales didácticos
Documentación
Zona de alumnos
Orientaciones para el estudio
Trabajos personales
Exámenes
Indicaciones prácticas para los que cursan la asignatura

Presentación de la asignatura

La asignatura de Gnoseología (del griego gnosis, que significa conocimiento) o Filosofía del conocimiento pretende investigar con radicalidad y rigor qué significa conocer, y cuál es el alcance y la validez del conocimiento humano. Desde los mismos orígenes del pensamiento filosófico, los filósofos se han planteado de manera implícita el problema del valor de sus concepciones de la realidad y de la relación entre el conocimiento y las cosas. Se trata de un estudio metafísico, que pretende indagar en las causas últimas. De hecho, la filosofía del conocimiento no puede constituir una ciencia propia, al margen de la metafísica y de la antropología, puesto que el conocimiento siempre lo es de alguien y de algo. Conocer es una relación, una adecuación, que requiere dos términos, sin los cuales es incomprensible.

Con el nacimiento de la filosofía moderna se plantea expresamente la necesidad de realizar una crítica del conocimiento, es decir, un estudio pormenorizado del alcance del mismo. Las causas o razones históricas fueron determinantes: el nominalismo de la Baja Edad Media había negado la posibilidad de la metafísica y de la filosofía. Por eso, si se quería volver a hacer metafísica, parecía preciso enfrentarse al reto planteado por el nominalismo. En cierto modo puede decirse que el pensamiento moderno no es sino un intento continuo por superarlo.

El temario de la asignatura se distribuye en tres bloques temáticos en los que se van entrelazando la explicación del conocimiento y las cuestiones críticas. En el primero de ellos se expone cuál es el objeto de estudio de la Filosofía del conocimiento y el método más apropiado para abordarlo. Además se hace un repaso muy rápido a la historia de esta parte de la filosofía que sirve como preámbulo para comprender sus principales problemas y las orientaciones de fondo que, a lo largo de los siglos, se han dado para resolverlos.

El segundo bloque se dedica a estudiar la naturaleza del conocimiento. La exposición comienza con la consideración del conocimiento como acto perfecto y de la intencionalidad –en su momento se explicarán ambos conceptos–. Sobre estas dos ideas se fundamenta todo lo que se dirá a continuación, porque constituyen las doctrinas en las que se asienta la concepción realista del conocimiento. Después se estudian los distintos objetos de conocimiento y el modo de acceder a ellos: la realidad sensible; luego, pasando ya a la inteligencia, la realidad material y el conocimiento de uno mismo y de las demás personas.

En el tercer bloque se trata la cuestión de la verdad, es decir, el tema central de la filosofía del conocimiento. Qué es, cuáles son sus sentidos, qué dimensiones tiene, así como cuál es su fundamento, son los puntos fundamentales que hacen posible, luego, analizar cómo se llega a ella y cómo se transmite. Lo más característico del conocimiento humano es que puede ser verdadero. Por tanto, habrá que investigar qué significa la verdad, cuál es su fundamento, cuándo se da y cuáles son los criterios del conocimiento de la verdad. Este estudio contribuirá a resolver adecuadamente la tesis escéptica según la cual no se puede alcanzar la verdad.

Dentro del tercer bloque se afronta también la tarea de deslindar la verdad de otros conceptos con los que en ocasiones se confunde, a saber: la certeza, la opinión, etc. Para eso habrá que distinguir entre la verdad y los estados subjetivos del espíritu humano que capta la verdad al conocer. De este modo nos introduciremos en los conceptos de evidencia, certeza, duda, opinión y fe. Para terminar se realizarán algunas consideraciones sobre el conocimiento en el conjunto de la vida humana, es decir se profundizará en la libertad propia del conocimiento y en la dimensión ética de la actividad cognoscitiva en la vida humana.

                                                           1arrow3.gif (1147 bytes)

Profesorado

    El Profesor encargado de esta Asignatura es:

     D. José Ignacio Murillo        Tfno: 948 42 57 16

       Pueden comunicarse con el para cualquier aclaración o consulta. Conviene que envíen sus comunicaciones por e-mail, correo o fax a la Secretaría del Instituto Superior de Ciencias Religiosas: se procurará resolverlas lo antes posible.
       Se comprueba que las gestiones telefónicas, aunque parecen ágiles y eficaces, frecuentemente resultan inconcretas y no llegan a dar soluciones definitivas.

     También pueden remitir por estos medios los Trabajos Personales a Distancia.

                                                                                        1arrow3.gif (1147 bytes)

Programa de la asignatura

Unidad Didáctica 1: Introducción

Tema 1: La filosofía del conocimiento

Objeto de la filosofía del conocimiento. El ser como verdadero. La historia del problema crítico. El papel de la gnoseología en el saber filosófico. Panorama histórico.

Unidad Didáctica 2: El conocimiento humano

Tema 2: El conocimiento como acto perfecto

Naturaleza del conocimiento: el conocimiento como acto. Intencionalidad, inmaterialidad, inmediatez. Valor del conocimiento.

Tema 3: La percepción sensible. Problemas críticos

Descripción psicológica. Valor crítico. Sensibles propios y sensibles comunes.

Tema 4: La intelección de las cosas materiales

Génesis del pensamiento conceptual. Las operaciones intelectuales: la abstracción, el juicio y la demostración. Pensamiento y lenguaje. La concepción nominalista del conocimiento. Aspectos críticos. Los hábitos intelectuales.

Tema 5: El conocimiento de sí mismo y de las demás personas

Actos de conciencia e intersubjetividad. El conocimiento de las demás personas. El inconsciente cognoscitivo.

Unidad Didáctica 3: La verdad

Tema 6: Verdad y realidad

La noción de verdad. Sentidos de la verdad. La verdad en la inteligencia. El ser y la verdad. La dimensión reflexiva de la verdad. El conocimiento intuitivo. El escepticismo. El relativismo. Contextualidad y trascendencia. La comunicación de la verdad.

Tema 7: Criterios del conocimiento de la verdad. La evidencia

La evidencia objetiva. La evidencia subjetiva. Evidencia quoad se y evidencia quoad nos. La evidencia mediata. El problema de la inducción.

Tema 8: Situaciones personales ante la verdad

El conocimiento de lo absoluto: el tema de Dios. Conocimiento y asentimiento. La certeza. La duda. La opinión. La fe. El error. Conocimiento y libertad.

  1arrow3.gif (1147 bytes)

Materiales Didácticos

Texto base

R. Corazón, Filosofía del conocimiento, Eunsa, Pamplona, 1998, 584 pp.

Se dispone también de una Guía para los estudios a distancia


Bibliografía Complementaria

  • García González, Juan Antonio, Teoría del conocimiento humano, Eunsa, Pamplona, 1998. El autor, profesor de esta asignatura en la Universidad de Málaga, ha volcado en esta obra su larga experiencia docente. Es un libro amplio y muy completo. Puede ser muy útil para profundizar en algunos temas y conocer todas las referencias al contexto general de la filosofía.

  • Llano, Alejandro, Gnoseología, Eunsa, Pamplona, 2001, 6ª edición. Pensado también como manual de filosofía del conocimiento, de un autor brillante y con amplia experiencia docente.

  • Sellés Dauder, Juan Fernando, Curso breve de teoría del conocimiento, Universidad de la Sabana, Bogotá, 1996. El autor hace una exposición breve y sencilla de todos los temas que interesan a la asignatura. Se trata de una publicación difícil de conseguir.

  • Verneaux, Roger, Epistemología general, Herder, Barcelona, 1971. Obra asequible que también cubre el campo completo de la asignatura, desarrollada según la doctrina de Santo Tomás.

Obras más específicas para Unidades Didácticas concretas:

UD. 1:

  • Cardona, Carlos, Metafísica de la opción intelectual, Rialp, Madrid, 1973, 2ª ed.

  • Gilson, Étienne, El realismo metódico, Rialp, Madrid, 1967.

  • Pieper, Josef, El descubrimiento de la realidad, Rialp, Madrid, 1974.

UD. 2:

  • Haya Segovia, Fernando, Tomás de Aquino ante la crítica. La articulación transcendental de conocimiento y ser, Eunsa, Pamplona, 1992.

  • Murillo, José Ignacio, Operación, hábito y reflexión. El conocimiento como clave antropológica en Tomás de Aquino, Eunsa, Pamplona, 1998, especialmente Cap. 1.

UD. 3:

  • García López, Jesús, Doctrina de Santo Tomás sobre la verdad, Eunsa, Pamplona, 1967.

  • Tomás de Aquino, La verdad. Selección de textos, introducción, traducción y notas de Jesús García López, Cuadernos de Anuario Filosófico. Serie Universitaria, nº 19. Pamplona, 1995.

1arrow3.gif (1147 bytes)

Modelo de orientaciones para el estudio

El programa de la asignatura está pensado para trabajar directamente sobre el texto base señalado en la Bibliografía. Se trata de un manual asequible. En cualquier caso, es probable que el alumno se encuentre con dificultades al intentar entender algunos pasajes, de modo particular determinadas citas textuales, tanto en el cuerpo del texto como a pie de página. En estos casos, se aconseja que, si a la primera no se entiende, se tome nota y se prosiga la lectura. Después de leído el capítulo, es posible que se esté en disposición de poder entender mejor esos pasajes más difíciles.

También se ha de tener en cuenta que en esta asignatura confluyen numerosas cuestiones ya estudiadas –o que se están estudiando a la par–, principalmente en Metafísica, Antropología e Historia de la Filosofía. A la hora de estudiar, es importante tener presentes estas relaciones, algunas de las cuales se señalarán en esta guía.

A continuación se ofrecerán algunas indicaciones para hacer más fácil y asequible este estudio. Se irán subrayando las ideas centrales de cada tema, alrededor de las cuales se organizan las demás, y se formularán los ejercicios de autocomprobación, que deben servir para obtener la seguridad de que se conoce el tema con la suficiente profundidad.

Unidad didáctica 1: Introducción

En esta Unidad Didáctica se trata de afrontar las cuestiones preliminares necesarias para encuadrar el estudio de la gnoseología en el saber humano en general y en el filosófico en particular, y para que resulte más asequible y útil el estudio de los temas propuestos. Junto con esto, se presenta una introducción histórica, que ayuda a comprender mejor la génesis de dichas cuestiones.

Tema 1: La filosofía del conocimiento

Aristóteles, que fue el primero en distinguir de un modo sistemático distintas partes en la filosofía, advirtió que el «ser como verdadero» es uno de los sentidos del ser, o, dicho de otro modo, que la verdad, más que un género dentro del ser, es el mismo ser. De esta manera queda encuadrada la filosofía del conocimiento como una disciplina de carácter metafísico, que se pregunta por las causas últimas.

El estudio del conocimiento tiene la peculiaridad de que ha de realizarse mediante el propio conocimiento, lo que quiere decir que, antes de saber qué es conocer, hemos de estar ya conociendo. No es posible, por eso, partir de cero: aquí el conocimiento es a la vez juez y parte. Pero sí es posible volver sobre el conocimiento, poniendo sobre él nuestro punto de mira. En este sentido se alude a la elaboración de una «crítica» del conocimiento. La crítica, como se ha entendido históricamente, consiste en estudiar el valor del conocimiento, así como su alcance y sus límites. Evidentemente el conocimiento humano no es absoluto: no conocemos todo, ni todo lo que conocemos lo conocemos del mismo modo; además todos tenemos experiencia de que nos equivocamos con frecuencia. Por eso la filosofía del conocimiento tiene también que investigar qué es la verdad, qué es el error, qué valor tiene el conocimiento verdadero y cuál es su alcance.

En la segunda parte del primer capítulo del texto base, titulada "panorama histórico", se realiza un recorrido a lo largo de la historia de la filosofía. Esta primera perspectiva histórica resulta muy conveniente para afrontar los problemas relativos al conocimiento. De modo particular, se puede decir que a partir de Descartes el problema del conocimiento se convierte en el primer tema de la filosofía. Descartes comenzó por la duda metódica universal; los empiristas ingleses hicieron un estudio psicológico del conocimiento; y Kant se propuso constituir una filosofía crítica en la que la gnoseología se convierte en fundamento de la metafísica, planteamiento que llevado hasta sus últimas consecuencias conduce al idealismo de Hegel. A la vista de estos resultados, se pone de manifiesto la paradoja de esta actitud crítica. En efecto, si la crítica se establece como principio universal para el proceder del pensamiento en busca de la verdad acaba anulándose a sí misma porque es imposible un saber total.

A partir de Hegel, que de algún modo constituye un culmen en la historia del pensamiento, se suceden diversos sistemas filosóficos que intentan contraponerse al idealismo, designados bajo el nombre genérico de filosofías de la sospecha, nombre que viene de su desconfianza en la razón. Sin embargo, no constituyen alternativas adecuadas, al no estar ancladas en una metafísica realista. Por otra parte, desde la segunda mitad del siglo xix diversos autores se esforzaron por llevar a cabo una rehabilitación del realismo, en el que el ser tiene primacía respecto al pensamiento, que ha seguido diversas vías. En esta línea, tiene especial relevancia la publicación en 1988 de la encíclica de Juan Pablo II Fides et ratio, en la que se destaca la capacidad de la razón para llegar al conocimiento de la verdad.

Ejercicios de autocomprobación:

¿Desde qué perspectiva se estudia el conocimiento humano en la gnoseología?

  1. Escriba el significado etimológico de "criticar".
  2. Diga si son verdaderas o falsas las siguientes afirmaciones:
  1. Para Platón, el verdadero conocimiento tiene por objeto realidades trascendentes, permanentes, únicas, eternas e imperecederas.
  2. Santo Tomás mantuvo la propuesta agustiniana de considerar el conocimiento racional como efecto de una iluminación de Dios, que conduce a la verdad a partir de lo sensible.
  3. Santo Tomás consideró falsa la doctrina aristotélica del intelecto agente.
  4. Kant se esfuerza en constituir una filosofía dogmática que sustituya a la antigua filosofía crítica.
  5. En el sistema hegeliano se da una total identificación entre el pensamiento y el ser.
  6. Para el realismo el pensar es el fundamento del ser.
  7. El realismo crítico es el intento de conciliar el idealismo y el realismo.

     Las orientaciones para el estudio están al completo en zona de alumnos

  1arrow3.gif (1147 bytes)

Documentación

 

       1arrow3.gif (1147 bytes)