ENGLISH VERSION
Comunicación y Sociedad Universidad de Navarra | Facultad de Comunicación
ÁREA DE USUARIOS

Nombre de Usuario: Contraseña:
Ok Deseo registrarmeHe olvidado mi contraseña
GoogleDENTRO DE C&S Ok
Reseña / Marcos RIPALDA RUIZ El neorrealismo en el cine italiano. De Visconti a Fellini Ediciones Internacionales Universitarias, Madrid, 2005, 248 pp.

Actualmente, ya no existe ninguna duda sobre la importancia del neorrealismo en la historia del cine. Las especiales condiciones sociales y económicas que dejó la segunda guerra mundial permitieron una ruptura estética y un acercamiento a la realidad social que raramente se había dado en el cine anterior. El neorrealismo supone un paso evolutivo esencial en la historia del cine y un anticipo perfecto al nacimiento de los nuevos cines europeos y con ellos la modernidad cinematográfica. Además, no podemos dejar de resaltar la especial incidencia de esta corriente cinematográfica en gran parte del cine actual europeo, la eterna búsqueda de la realidad y el compromiso social del cineasta.


Ante un tema tan importante y a la vez complejo, la bibliografía de estudio ha sido amplia y en muchos casos de gran calidad. En el libro que nos ocupa, el profesor y escritor Marcos Ripalda Ruiz, realiza un acercamiento interesante, diverso y original. El libro pretende repasar el panorama del cine italiano desde 1942 a 1962, destacar el papel clave del neorrealismo en la ruptura con el clasicismo cinematográfico y a la vez mostrar la complejidad de una cinematografía diversa y heterogénea que se une en su interés por la realidad y su hondo humanismo. En este recorrido, el autor no escatima en el uso de diversos enfoques y constantes referencias históricas para dotar al lector de un contexto esencial para la comprensión de una realidad cinematográfica compleja y simplificada por otros muchos autores. Además, no duda en afrontar temas tan complejos como la realidad y la verdad en la representación cinematográfica y el eterno tema de discusión (también de actualidad hoy en día) sobre cuáles son los límites de la ficción y de la realidad.


El autor estructura su discurso en torno a dos grandes bloques. El primero se aproxima al cine italiano de la época desde dos perspectivas: desde una perspectiva más filosófica, analiza dos de los conceptos clave del neorrealismo, verdad y realidad, para a continuación centrarse en el repaso histórico del fenómeno cinematográfico. El segundo bloque, intenta desgranar las claves del neorrealismo repasando la trayectoria y obra de tres de sus directores más significativos, Rossellini, De Sica y Fellini, así como algunas de las películas más significativas del periodo.


El acercamiento a los conceptos de verdad y realidad en el cine, es atrevido por la escasez de espacio y oportunidades para desarrollar un tema que de por sí merece tratamiento a parte. De todos modos, la sencillez de la explicación y la claridad de ideas permite a todo tipo de lector introducirse en una materia tan compleja. Mezclando conceptos filosófícos junto con otros pertenecientes a la teoría de la comunicación audiovisual, el autor se plantea hasta qué punto podemos concebir la realidad y de qué modo el medio cinematográfico puede concebir y representar esa realidad. Analiza el valor de la realidad cinematográfica comparándola con la representación del género documental y destaca la aportación e influencia de figuras clave del género como Flaherty o Vertov en la conquista de la realidad cinematográfica. Por último, aborda las teorías realistas para finalmente explicar los valores del neorrealismo como movimiento comprometido en la búsqueda de la verdad.


El repaso histórico al cine italiano del periodo supone una muy interesante aproximación a una etapa compleja desde el punto de vista político y cinematográfico. Es muy gratificante el esfuerzo de la primera parte por establecer y descubrir los antecedentes “realistas” del neorrealismo, desde la época del kolossal de la segunda década del siglo hasta el período de dictadura fascista de Mussolini donde las explicaciones sobre las condiciones de la cinematografía italiana (limitaciones fundamentalmente) y la diferenciación entre la propaganda y el documentalismo de la época, nos permiten comprender mejor la aparición de las primeras películas neorrealistas de Rossellini o Visconti. En la segunda parte de esta evolución histórica, hay que destacar el esfuerzo por diferenciar y establecer una tipología de películas neorrealistas, ya que la variedad del período nos impide hablar de una corriente o escuela como tal. De este modo, el autor distingue entre las primeras películas neorrealistas muy apegadas a la realidad de posguerra, con vocación de crónica histórica, las películas que “utilizan” la etiqueta neorrealista, de gran crítica social y que derivan en la mayor parte de los casos al cine de género, y por último las películas que se centran más en el individuo, en su realidad interior y el choque que se produce con la realidad exterior, películas que se sitúan en el posneorrealismo.


El repaso histórico se articula en torno a estos tres tipos de películas, destacan las referencias históricos, el análisis de géneros no tan recordados en muchos casos como el peplum y ante todo los numerosos ejemplos de películas, analizadas y comentadas, que clarifican y proporcionan una visión más amplia del tema. En el segundo bloque, el análisis de la obra de Rosselini, De Sica y Fellini destaca por su sencillez y efectividad, la claridad en el uso de ejemplos a base de películas y la evocación de imágenes que pueden provocar el interés del lector. La elección de tales directores puede ser siempre discutible pero responden bastante bien al perfil anteriormente definido en las categorías neorrealistas. Desde Rossellini como cronista de la realidad de posguerra, al De Sica de los melodramas realistas para finalizar en un Fellini clave en el paso a un nuevo cine y, en definitiva, a una nueva forma de exploración del lenguaje cinematográfico. En cuanto a las películas seleccionadas para su análisis, lo más interesante es la mezcla de obras indiscutibles y reconocidas con otras no tan consolidadas pero no menos interesantes. Lo mejor, la referencia a la imagen, a la secuencia, que puede incitar al lector a un futuro visionado.


En definitiva, hay que valorar muy positivamente este libro. Recomendable para todo tipo de públicos, para iniciados les puede interesar su carácter didáctico y explicativo. Para los más expertos puede suponer una reflexión interesante y una aportación valiosa al estudio de este fenómeno cinematográfico clave en el siglo XX.

 

Joseba BONAUT IRIARTE
se.jsu@tuanobj

 

arriba
© Communication and Society/Comunicación y Sociedad - Facultad de Comunicación - Universidad de Navarra | www.unav.es | Contacto | Aviso legal | Mapa del sitio