1958 Prehistoria inmediata 1958 Los comienzos 1960 Nace 'Redacción' 1960 De Estudio General a Universidad 1962 Reconocimiento oficial 1963 Primer libro 1963 Premios Garcilaso 1963 Traslado al campus 1964 Estudio de Radio 1967 Primeros Departamentos 1967 Visita de Beuve-Méry 1968 Congreso de AIERI- IAMCR 1971 De Instituto a Facultad 1972 Comienza el PGLA 1972 Estudio de Televisión 1973 La 'Carta' 1976 Jornadas para Antiguos Alumnos 1977 Departamento de Empresa Informativa 1977 Visita de Indro Montanelli 1978 El Seminario de Profesores 1979 Primer Doctor 1981 Encuentro en Medellín 1983 25 años 1986 Departamento de Cultura y Comunicación Audiovisual 1986 CICOM 1987 Seminario de Información Económica 1987 SND-E 1988 Comunicación y Sociedad 1988 'Desde Faustino' 1988 Departamento de Comunicación Pública 1989 Euroview 1992 Periodismo Deportivo 1992 Diario Olímpico 1992 Departamento de Proyectos Periodísticos 1992 Nuevas Licenciaturas 1993 Premios Malofiej 1995 MMLab 1996 Nuevo edificio 1996 Premios Kino 1997 Premio Brajnovic 1999 98.3 Radio 2000 Nace 'Perspectivas' 2001 Primer máster: MGEC 2002 TeleNatura 2002 Dobles Licenciaturas 2004 Segundo máster: MCPC 2004 50 años de 'Nuestro Tiempo' 2005 CIEC 2006 International Media Program 2008 Candidata al Premio Príncipe de Asturias
 
       
 
En el hotel Tres Reyes de Pamplona. Entre otros, Carlos Soria, Jesús Martínez Vázquez, Nacho Aréchaga y Eduardo Guerrero.

 

 
       

I Jornadas de Estudio
para Antiguos Alumnos

Jesús Tanco

Quienes no participaron en aquellas I Jornadas de Estudio para Antiguos Alumnos de la Facultad, y en las varias ediciones que siguieron a partir de 1976, pueden consultar la colección de Redacción, que ofrece información textual y gráfica abundante. Las primeras Jornadas se celebraron del 28 al 30 de mayo, según relata el número de junio de 1976, en el que, por otra parte, la presencia de la Facultad es abundante; en ese número se cuenta, además, que Francisco (Paco) Iglesias, que murió en Madrid poco después de obtener su Cátedra en la Universidad Complutense, había ganado el Premio Nacional fin de carrera, que le entregó el Rey; que José Ramón (Moncho) Esparza había ganado el VI Certamen Fotográfico Universidad de Navarra; se entrevistaba a Pedro Pegenaute, por aquel entonces profesor de la Facultad, que había defendido su tesis doctoral en Historia unos meses antes; y se entrevistaba también a Pedro Sorela, que hacía nuevas propuestas teatrales.

Aquellas Jornadas, cuyo tema fue 'La cláusula de conciencia en el ordenamiento jurídico español', atrajeron a un centenar de participantes. Las ponencias corrieron a cargo de José María Desantes, Alfonso Nieto, Miguel Urabayen y Carlos Soria, que lucía por entonces el “candado” –bigote y perilla unidos– que mantuvo por varios años. En las fotografías aparecen gentes que ya no están con nosotros –Luka Brajnovic, Carmelo Cabellos, el propio José María Desantes…–, y otras que estuvieron vinculadas a la Facultad, como Isabel Solís, o Ileana Villar, que pasó a trabajar en oficinas generales. Las Jornadas fueron una manifestación más del compromiso de la Facultad con los grandes valores humanísticos de la libertad y la excelencia profesional y un cauce para la formación permanente de los graduados y el mantenimiento de una relación, permanente también, entre los profesores de la Facultad y los antiguos alumnos.

Las II Jornadas (1977) se celebraron también en mayo, y se centraron en el asociacionismo de los periodistas y de los empresarios de prensa, y en las bases para un nuevo estatuto de la profesión. Aparte de Pedro Crespo de Lara, actuaron como ponentes unos jovencísimos Jesús Martínez Vázquez, Pedro Lozano e Ignacio Bel. Las III Jornadas (1978) se dedicaron a la libertad de los informadores en una sociedad tecnológica y pluralista. Ramón Sala-Balust, que también nos ha dejado, José Luis Martínez Albertos y Esteban López-Escobar fueron los ponentes.

Al clausurar las III Jornadas, Alfonso Nieto, que era entonces Rector de la Universidad, declaró: “Donde no existe coherencia entre las ideas y la actividad informativa surge la hipocresía. Un informador vale lo que vale su valía humana y su capacidad intelectual. Estamos en un período de cambios, en el que se corre el riesgo de convertirse en un torrente sin rumbo. El riesgo mayor de un profesional de la información es llegar a un punto donde no ve claro a dónde va. El tener y mantener lo que se llama ‘hombría de bien’ hace que el torrente se convierta en regadío”.

Las Jornadas tuvieron varias ediciones más, hasta que la Facultad desarrolló otras actividades destinadas a proseguir con la formación continua de sus graduados. La puesta en marcha de nuevas licenciaturas, que se produjo varios años más tarde, requirió un enfoque nuevo de aquella actividad inicial, centrada en el periodismo.

---
Jesús Tanco [jtanco@unav.es] es miembro del equipo de
Comunicación Institucional de la Universidad de Navarra.

 
Su objetivo era dar una formación permanente a los graduados, además de mantener el contacto