1958 Prehistoria inmediata 1958 Los comienzos 1960 Nace 'Redacción' 1960 De Estudio General a Universidad 1962 Reconocimiento oficial 1963 Primer libro 1963 Premios Garcilaso 1963 Traslado al campus 1964 Estudio de Radio 1967 Primeros Departamentos 1967 Visita de Beuve-Méry 1968 Congreso de AIERI- IAMCR 1971 De Instituto a Facultad 1972 Comienza el PGLA 1972 Estudio de Televisión 1973 La 'Carta' 1976 Jornadas para Antiguos Alumnos 1977 Departamento de Empresa Informativa 1977 Visita de Indro Montanelli 1978 El Seminario de Profesores 1979 Primer Doctor 1981 Encuentro en Medellín 1983 25 años 1986 Departamento de Cultura y Comunicación Audiovisual 1986 CICOM 1987 Seminario de Información Económica 1987 SND-E 1988 Comunicación y Sociedad 1988 'Desde Faustino' 1988 Departamento de Comunicación Pública 1989 Euroview 1992 Periodismo Deportivo 1992 Diario Olímpico 1992 Departamento de Proyectos Periodísticos 1992 Nuevas Licenciaturas 1993 Premios Malofiej 1995 MMLab 1996 Nuevo edificio 1996 Premios Kino 1997 Premio Brajnovic 1999 98.3 Radio 2000 Nace 'Perspectivas' 2001 Primer máster: MGEC 2002 TeleNatura 2002 Dobles Licenciaturas 2004 Segundo máster: MCPC 2004 50 años de 'Nuestro Tiempo' 2005 CIEC 2006 International Media Program 2008 Candidata al Premio Príncipe de Asturias
 
       
 
A la izquierda, el primer Estudio: Juan José García-Noblejas, rodeado de estudiantes: Paz D'Ors, Graciano Palomo, Luis Lacasa, José Luis Orellana, Pepe Álvarez Marcos, Ana Lucía Echeverría, Carlos Múgica...
A la derecha, una nueva generación: Álex Pardo, Jordi Gasull, Jordi Molas...
 
       

El primer Estudio de Televisión

Gabriel Pérez

La verdad es que fue un nacimiento tranquilo. Tan tranquilo, que no me atrevo a decir cuándo fue el momento exacto. Digamos que, a finales de los años 60, pasamos del cine a la televisión; lo mismo que ahora ocurre con el actual cambio de lo analógico al digital. En el Instituto de Periodismo contábamos con una cámara “Arriflex BL” de 16 mm. y quizá alguna “Beaulieu”. Luego había varias cámaras domésticas de super8 mm. con las que intentábamos desentrañar el lenguaje audiovisual ayudados por unas moviolitas de manivela. En el fondo, hacíamos lo mismo que ahora permite cualquier sistema digital: cortar y pegar; si bien es verdad que cortábamos con tijeras y pegábamos con un producto que disolvía el acetato.

Don Luka Brajnovic y Ángel Faus nos habían hablado en clase de la televisión; sabíamos cómo funcionaba, pero no llegamos a “tocarla” hasta que comenzamos a ver cierto trasiego en la “torre de Periodismo”, encima de los estudios de Radio, en el Edificio Central. Juan José García-Noblejas y Rafa Alcaine pasaron una buena temporada junto a algunos técnicos enfrascados en el invento. Y el año 1972 pusieron en funcionamiento el primer Estudio de Televisión de la Facultad. Poco después se unió al equipo Ignacio Martínez.

El resultado fueron dos cámaras “Piher” de tubo, un magnetoscopio de media pulgada y bobina abierta, quizás un telecine y una mesa de mezclas de lo más elemental que se pueda concebir. Había focos, micrófonos, cables en el suelo… aquello era como un plató de verdad.

Tengo la impresión de que lo estrenamos “a la vez” tres o cuatro promociones: por lo menos una del PGLA, los que entonces hacían 4º, y mi curso, que éramos los de 3º. ¿Y qué hacíamos? Pues, de todo. Al menos, de todo lo que se hacía entonces en un estudio de informativos: noticias y entrevistas; o quizá mejor, sin conjunción, “noticias entrevistas” porque estábamos todavía en la onda del “busto parlante” que, eventualmente, se “tapaba” con fotografías colocadas en un atril y que había que ir abatiendo conforme se “pinchaban”, lo mismo que los rótulos que componíamos con “Letraset”, pegando letra a letra. Para las entrevistas llevábamos a profesores de la Universidad y, especialmente, a los que venían de fuera y podían contarnos cosas de cierto exotismo.

Entre los de mi promoción, Ignacio Amestoy nos sacaba cierta ventaja porque ya había trabajado algo en Prado del Rey y tenía experiencia de cómo se hacían los programas dramáticos. Pero el resto no teníamos ni la más mínima idea de cómo había que alimentar aquello, por lo que tratábamos de remedar lo que veíamos en la única televisión que existía en aquel momento. Recuerdo, especialmente, a Javier Angulo Barturen (“decano” de la promoción) delante de la cámara, hablando con cierto desparpajo y tratando de imitar a uno de los reporteros-estrella de la TVE de entonces, Manolo Alcalá. Detrás de la cámara, Nano Dorrego Tiktin, Pedro J., Matilde Revilla, Cheche Casanova…

Treinta y cinco años después de aquello, hay que constatar que la televisión se sigue haciendo, básicamente, de la misma manera, en el mismo soporte y, no obstante, con mucha más calidad.

---
Gabriel Pérez [gpgomez@unav.es] es profesor de
Periodismo Audiovisual en la Universidad de Navarra.

 
Cámaras de tubo, magnetoscopio, telecine, mesa de mezclas, focos, cables... un plató de verdad