1958 Prehistoria inmediata 1958 Los comienzos 1960 Nace 'Redacción' 1960 De Estudio General a Universidad 1962 Reconocimiento oficial 1963 Primer libro 1963 Premios Garcilaso 1963 Traslado al campus 1964 Estudio de Radio 1967 Primeros Departamentos 1967 Visita de Beuve-Méry 1968 Congreso de AIERI- IAMCR 1971 De Instituto a Facultad 1972 Comienza el PGLA 1972 Estudio de Televisión 1973 La 'Carta' 1976 Jornadas para Antiguos Alumnos 1977 Departamento de Empresa Informativa 1977 Visita de Indro Montanelli 1978 El Seminario de Profesores 1979 Primer Doctor 1981 Encuentro en Medellín 1983 25 años 1986 Departamento de Cultura y Comunicación Audiovisual 1986 CICOM 1987 Seminario de Información Económica 1987 SND-E 1988 Comunicación y Sociedad 1988 'Desde Faustino' 1988 Departamento de Comunicación Pública 1989 Euroview 1992 Periodismo Deportivo 1992 Diario Olímpico 1992 Departamento de Proyectos Periodísticos 1992 Nuevas Licenciaturas 1993 Premios Malofiej 1995 MMLab 1996 Nuevo edificio 1996 Premios Kino 1997 Premio Brajnovic 1999 98.3 Radio 2000 Nace 'Perspectivas' 2001 Primer máster: MGEC 2002 TeleNatura 2002 Dobles Licenciaturas 2004 Segundo máster: MCPC 2004 50 años de 'Nuestro Tiempo' 2005 CIEC 2006 International Media Program 2008 Candidata al Premio Príncipe de Asturias
 
       

El Estudio General se convierte
en Universidad de Navarra

José Javier Uranga

Hay fechas aferradas al recuerdo y en él se quedan para siempre. Un día otoñal de 1960, Pamplona pasó a sumarse al número de ciudades universitarias españolas, cumpliendo una vieja y nunca lograda aspiración. No la consiguieron las obras ni los dispendios de nuestros reyes Teobaldos y Carlos, de las casas de Champagne y Evreux; ni la escolástica Universidad benedictina de Irache, ni los dominicos en Santiago de Pamplona; ni la ambición socio-política vasco-navarra. Fue un santo, aragonés y fundador, el que nos trajo los estudios y la ilustración. Otros santos y fundadores habían pasado por Navarra haciendo bienes: Francisco de Asís, camino de Compostela, pacificó los Burgos pamploneses en guerra, e Iñigo de Loyola defendió con sangre y espada la españolidad del Reino frente al francés. Mons. Escrivá de Balaguer, san Josemaría, trajo profesores y maestros a la Universidad por él creada.

Fue un día de fiesta grande: arco triunfal, desfile académico por la Curia romana y catedralicia, gaita y chistu, Ministro del Gobierno, Nuncio papal, primera piedra del Campus, discursos y cohetes. Lo que era Estudio General, al principio poco más que una academia preparatoria, pasó a neonata universidad con bendiciones papales.

Culminación también de un trabajo largo y oscuro, y de pioneros que llegaron a Pamplona a un piso de Carlos III. Primero Ismael Sánchez Bella, desbordando optimismo y acción. Algo después, Antonio Fontán con su cátedra de Latín, Nuestro Tiempo y un archivo de correspondencia política; y de cura, mi amigo y compañero de Facultad Ángel García Dorronsoro, “cura de la tele”. Luego por docenas, por centenares hasta llegar a la realidad actual: la mejor Universidad privada del país y una de las mejores españolas; obra de trabajo profesional, de esfuerzo gerencial y administrativo, de dedicación y, sobre todo, de fe. Porque de eso se trata, no le demos vueltas. Cultivar las ciencias y las humanidades no basta sin profundidad espiritual, dentro de la plena libertad humana.

Fecha memorable aquella, adelantada dos años por los estudios de Periodismo que, desde Pamplona, cambiaron la manera de saber y entender la información, entonces oficializada. Más libertad, que buena falta nos hacía.

Estoy satisfecho de haber sido testigo de tantas novedades y haber conocido personalmente a un santo de Dios.

---
José Javier Uranga fue director de Diario de Navarra y profesor
del Instituto de Periodismo de la Universidad de Navarra.

 
Pamplona cumplió su vieja y nunca lograda aspiración de convertirse en ciudad universitaria
 
El gracejo popular pronto bautizó al desfile académico que se dirigía desde el Museo de Navarra a la Catedral de Pamplona como 'el docto encierro'...