Consejos para la redacción de noticias quincenales
Escribir de Economía no es tarea fácil. Ahí van algunos consejos elaborados por los profesores Elena Gutiérrez y Pedro Calvo sobre cómo se han de elaborar las noticias quincenales, qué vicios se han de evitar y qué rutinas profesionales es preciso adquirir.
 
ALGUNOS CONSEJOS Y ORIENTACIONES GENERALES (por Elena Gutiérrez © SIEC)

Escribir sobre Economía, en el fondo, se diferencia muy poco de la escritura sobre política o cultura. En todas las áreas, una buena práctica periodística requiere conocer en profundidad -en la medida de lo posible- los temas sobre los que se va a escribir. Pero, además, son necesarias otra serie de normas:
1. La elección de los temas, primer paso: es mejor elegir temas sencillos (como grandes datos macroeconómicos como el crecimiento económico, datos del paro EPA y paro INEM, inflación, huelgas, etc). Con el paso del tiempo, las noticias irán adquiriendo mayor profundidad, al igual que vuestros conocimientos. Hay que procurar elegir temas interesantes, relevantes, actuales, con consecuencias directas para los ciudadanos.
Por eso no conviene desperdiciar la oportunidad escribiendo noticias, por ejemplo, que hablen sobre la huelga en el sector farmaceútico, repetir hasta la saciedad temas como que el euro se pondrá en marcha en enero de 2002, que el turismo español es un sector importante en la economía, etc.

2. Escribir de Economía no significa escribir de un modo complicado, ininteligible o embrollado. Como en cualquier noticia, se exige claridad, orden en la expresión de las ideas, correcta redacción, evitar las faltas de ortografía, etc. En general, también son aplicables todas las normas de redacción aprendidas a lo largo de la Carrera.

3. Las noticias económicas no son sólo acumulación de datos, como porcentajes, números, tasas, tablas, etc. Los datos por sí solos casi nunca explican nada, y además son fácilmente contradictorios o manipulables. La tarea de un buen periodistas es darles forma, contextualizarlos e interpretarlos de una manera sencilla pero completa al lector. No hay que olvidar que éste suele desconocer la realidad de la que se le informa y necesita un marco para comprenderla.
Así, no basta con decir que la tasa de empleo se ha situado en el 9% de la población activa si no se explica que es la tasa más baja de la última década, que se ha debido a la etapa de bonanza económica, que se ha incrementado el número de los contratos indefinidos, que las mujeres participan cada vez más del mercado laboral, que los sectores que más han contribuido a estas cifras son los de servicios y construcción…

4. Tiene que quedar claro el objetivo de la noticia:¿cuál es la noticia? ¿qué hecho es el realmente noticioso? Hay que jerarquizar la información, los datos y hechos que se presentan.
No sería lógico, por ejemplo, comenzar a hablar de las medidas económicas para paliar la crisis argentina si en el segundo párrafo de la noticia se habla de que el FMI ha desplazado una delegación a Buenos Aires que se reunirá con el presidente argentino. En este ejemplo se muestra una falta de jerarquía. Puede que la reunión sea significativa, pero es necesario aclarar primero la situación de la economía argentina, explicándolo bien, para después decir que en la reunión el presidente negociará nuevas ayudas con el FMI.

5. Usar fuentes documentales: además de la lectura habitual de la prensa económica (no olvidar que el suplemento dominical de Negocios de EL PAIS y Nueva Economía de EL MUNDO son muy recomendables), los semanarios (Dinero, Inversión, Actualidad Económica, The Economist, Business Week…) dan una perspectiva más reposada de los principales asuntos que van ocurriendo a lo largo de la semana. Así, ofrecen una radiografía sobre un tema, ofrecen diversas perspectivas (por lo general) y explican más extensamente los porqués de cada cuestión.
A estas fuentes periodísticas hay que unirles también otras fuentes de que el Seminario dispone, tales como los informes mensuales, Papeles de Economía Española, Perspectivas del Sistema Financiero, Estudios Económicos de La Caixa, Informe anual del CES etc. En ellos se encuentran verdaderos estudios que profundizan en todas las causas y consecuencias de un tema en concreto. Suelen presentarse en un tono didáctico y por lo general fácil de comprender.

6. Debate en el grupo: ¿para qué? La discusión en grupo no hace perder más de 20 minutos cada quince días, y permite que todos los del grupo ponen sobre la mesa los asuntos más relevantes. La reunión del grupo permite simular una reunión del consejo de redacción de un periódico, en el que se discuten los temas.
Esta discusión permite hacerse preguntas, cuestionarse la importancia de unos temas y no de otros, debatir con el resto del grupo, etc. En definitiva, mostrar que los asuntos económicos están vivos, que tienen importancia y relación con el resto de las secciones. Además permite huir de la monotonía, de la repetición de temas a lo largo del curso…) Os propongo algunos temas, aunque hay muchos más:

  • noticias más apegadas a la actualidad: IPC; PIB nacional y de otros países, paro Inem, paro EPA, déficit comercial, sector exterior, déficit público, presupuestos del Estado...
  • noticias constantes: Política Agraria Común de la UE, política pesquera de la UE, ampliaciones de la UE (y adaptación de las economías del Este), reforma institucional de la UE, situación y evolución económica de Argentina, Chile, Brasil, Japón, sudeste asiático, instituciones internacionales (FMI, OCDE, Banco Mundial, OMC…) etc.
  • noticias sobre sectores: pensar en los sectores fundamentales de una economía: sector agrícola, pesquero, industrial, terciario, política de I+D, reforma de las pensiones, reforma de la Seguridad Social, reforma laboral y reformas estructurales de la economía en general…
  • noticias que se desgranan: de una noticia a veces se pueden sacar varias, por ejemplo, la reforma laboral es un tema muy amplio, y puede abordarse desde distintas perspectivas: sectores a los que puede afectar, ámbitos, medidas para la mujer, tipos de contratos, etc.

7. Alergia a los plagios: una vez identificado el tema y la fuente de donde adquirir información, conviene advertir que no es recomendable ni adecuado plagiar o fusilar párrafos de cualquiera de las publicaciones, así como tampoco inspirarse en exceso en la noticia publicada en cualquier periódico. Una vez identificado el tema sobre el que escribir, hay que adquirir autonomía en el modo de elaborarlo (que es la labor de todo periodista). Servirá mucho la lectura habitual tanto de lo publicado en prensa y semanarios como en los informes; además de preguntarse los porqués de los temas a tratar. Buenas preguntas llevan al deseo de querer responderlas y así elaborar noticias de calidad.
Con ello se evitará en un futuro ser altavoz de las fuentes y a la vez servir a los lectores, a quien el periodista se debe.

8. En definitiva, estar despiertos en la elección de temas, en el debate dentro del grupo, tener suficiente iniciativa para localizar fuentes de información y ser creativos tanto en la redacción de noticias como en la elaboración de los trabajos trimestrales. Se trata de aprehender y disfrutar aprendiendo.

DECÁLOGO DE NORMAS DE REDACCIÓN (por Pedro Calvo © SIEC)

I. Dedicación. Aunque pueda parecer que se trata de una labor rutinaria -en el fondo sólo hay que hacer una noticia-, la labor de redactar una noticia quincenal requiere atención, comprensión, estudio, documentación y trabajo. La rutina es uno de los males comunes dentro del periodismo, por eso hay que erradicarla desde el principio mediante el entusiasmo con el que hay que hacer cualquier tipo de información.

II. Documentación. Cuanta más información se posea sobre la noticia, mayor materia prima posee el periodista para elaborar su producto. No escatiméis esfuerzos a la hora de obtener documentación sobre cualquier asunto, eso sí, siempre dentro de los límites que requiera la noticia. Para ello, disponéis de diarios, revistas, informes, datos e informaciones procedentes de instituciones públicas y privadas, libros, etc., tanto en soporte impreso -en el Seminario- como en Internet.

III. Comprensión. Si no se comprende el asunto sobre el que se escribe, difícilmente se podrá redactar una buena noticia y se podrá cumplir con el objetivo periodístico de informar. Esa comprensión vuelve a apelar al trabajo y la dedicación.

. IV. Planteamiento. Una vez trabajados y comprendidos los datos, es preciso pensar cómo se pueden organizar para que la noticia exprese aquello que se quiere transmitir. Para ello es preciso jerarquizar los contenidos y estructurarlos de manera que la noticia quede organizada de manera lógica, completa y amena.

. V. Rigor. Si en cualquier ámbito resulta preciso ser riguroso, la información económica obliga a redoblar los esfuerzos para cumplir con esta norma. Por este motivo resulta crucial preparar y revisar las noticias.

. VI. Sencillez y agilidad. La exigencia de rigor no evita que la información económica se pueda exponer con sencillez. Si se trabaja y se comprende una noticia, ésta podrá ser elaborada con mayor sencillez, lo cual redundará en un estilo ágil que facilite la lectura. Dadas las connotaciones que rodean a la información económica y al poco atractivo que suele rodear a los temas económicos en los medios de comunicación, resulta clave escribir con un estilo ameno, claro y directo; de lo contrario, si nuestro estilo es soso, complejo y farragoso, lo más probable es que el lector abandone con premura la noticia.

. VII. Concisión. No es preciso irse por las ramas para expresar una idea o difundir un dato. Hay que comunicar lo que sea relevante y desechar aquello que sólo es relleno y no aporta nada significativo a la noticia.

. VIII. Corrección ortográfica. El periodista trabaja con el lenguaje y el dominio de éste resulta fundamental. Escribir con corrección es una obligación que incumbe a todos los profesionales de la comunicación, sea cual sea la sección en la que escriban. Es decir, rigor en los datos y, por supuesto, rigor en el lenguaje.

IX. Repaso crítico. ¿He transmitido lo más importante? ¿He plasmado bien lo que quería expresar? ¿Comprendo lo que he escrito? ¿Contiene faltas de ortografía? La dedicación aludida al principio debe perdurar hasta el final, por lo que es preciso que, una vez que esté escrita la noticia, sea revisada y se formulen cuestiones como las anteriores.

X. Aprendizaje y estudio. El objetivo de las noticias quincenales es adquirir soltura a la hora de escribir sobre asuntos económicos; es decir, constituye una labor de aprendizaje más, que debe ser complementada con el estudio y la lectura de libros y publicaciones económicas. Adquiriendo estos hábitos desde el principio, el resultado irá mejorando paulatinamente.

-Arriba-