Tratamiento de heridas


¿Quién no ha sufrido una herida alguna vez? Todo el mundo, por supuesto.
Pero, ¿sabemos curar las heridas? Vamos a explicar cómo hacerlo. Si "curamos" mal una herida no va a ocurrir nada grave, pero cuanto mejor la tratemos, antes sanará.

Lo primero que hay que saber es que nosotros no curamos las heridas, sino que es nuestro propio organismo. Lo único que está en nuestra mano es que se cure antes o después.
Vamos a explicar qué diferencia hay entre una herida contaminada y una herida infectada:
Contaminación: Es la entrada de bacterias u otros microorganismos dentro de la herida.
Infección: Es la proliferación de esas bacterias dentro de la herida, que comienzan a producir daño en el tejido. Las bacterias que penetran en la herida al principio necesitan al menos 6 horas para producir una infección, por lo que, en principio, no hay ninguna prisa en descontaminar una herida.

Imaginemos que nos hacemos una herida con un cuchillo perfectamente limpio. ¿Crees que la herida está contaminada? En efecto. Pese a que el cuchillo esté libre de bacterias, la superficie de nuestra piel está llena de ellas. Al abrir una herida, esas bacterias “caen” en su interior y contaminan la herida. Por tanto, TODAS LAS HERIDAS ESTÁN CONTAMINADAS.

¿Cómo descontaminar una herida contaminada?

Mucha gente utiliza alcohol. El alcohol es un antiséptico muy eficiente; prácticamente destruye todos los microorganismos con los que entra en contacto. Pero también tiene sus inconvenientes: es tan potente que también destruye las células de la superficie de la herida. El problema de esto, es que dejaremos una cubierta de células muertas que el organismo tendrá que limpiar para poder juntar los bordes de la herida. 
Los antisépticos que "manchan" (Mercromina o Betadine), también son muy eficaces, pero tapan la herida y no dejan que se cierre hasta limpiarse por completo del antisético.

Lo que realmente debemos hacer es limpiar la herida con abundante agua (es mejor con suero fisiológico: agua con NaCl al 0.9%). Después de ésto aplicar Mercromina o Betadine alrededor de la herida, pero no encima de ella así evitaremos que se infecte con las bacterias de la piel con la que esté en contacto.. Por último,taparemos la herida con una gasa limpia para evitar que se infecte con las bacterias del aire. Cambiaremos la gasa cada cierto tiempo.