Facultadesfacultadesuniversidad
raya
Canon de Leonardo
Departamento de Humanidades Biomédicas
raya
 Centro de Documentación de BioéticaAnterior Siguiente Imprimir Enviar por correo 
raya
Otras fuentes - Universidad de Navarra - Deontología BiológicaDocumentos relacionados Disponible sólo como hipertexto 

Capítulo 19. Manipulación genética por transferencia de genes.

N. López Moratalla y E. Santiago

a) INTRODUCCION

El interés despertado en estos últimos años por conocer el mecanismo mediante el cual se expresan los genes y cómo se regula esta expresión ha fomentado el desarrollo de técnicas, con las que es posible transferir información genética de unas células a otras. Estas técnicas han abierto las puertas a proyectos, aún más ambiciosos, encaminados a determinar y programar la información genética de un organismo concreto. El área de la Biología que engloba estos nuevos conocimientos ha recibido el nombre de "Ingeniería Genética", y frecuentemente se aplica el término de "manipulación genética" a los procesos dirigidos a modificar, de algún modo, la dotación y la expresión genética de un organismo.

Los avances en este nuevo campo de la Biología se suceden con una enorme rapidez, y con cierta frecuencia se han levantado polémicas en torno a sus posibles aplicaciones concretas, su licitud o ilicitud en ciertos casos, e incluso el posible riesgo de una catástrofe biológica de dimensiones insospechadas. La experimentación que permitiría la introducción de genes extraños en bacterias y virus comienza iniciada ya la década de los años 70, y en 1980 se intenta por vez primera aplicarlas al hombre con fines terapéuticos.

Iniciativas posteriores han permitido ya la creación de "bancos" donde están a disposición de los investigadores genes para experimentos de transferencia, procedentes tanto de células procariotas como de eucariotas. Uno de estos bancos contiene los fragmentos del DNA de Escherichia coli. Estos fragmentos de DNA incorporados a un plásmido han hecho posible la obtención de millares de "clones", es decir de conjuntos de ejemplares idénticos de los diferentes híbridos gen-plásmido mediante duplicaciones (1). Otro "banco" contiene los genes de Drosophila (2), y la Administración Americana de la Salud estudió el proyecto de creación de un banco de genes humanos.

Muy pronto se despertó también un interés por parte de la industria, que ha visto la posibilidad de aplicación de estas técnicas con el fin de obtener en gran escala productos de la expresión de genes, tales como hormonas proteicas, vacunas, etc.

Es sabido que la transferencia espontánea de material genético entre especies distintas es posible, aunque sea un fenómeno poco frecuente en la naturaleza. El material genético de bacterias o virus puede incorporarse al genoma de un organismo pluricelular. Por ejemplo, los tumores de plantas conocidos como "cresta de gallo" se inducen tras infección con la bacteria del suelo Agrobacterium tumefaciens en un proceso que implica la transferencia de una porción del DNA del plásmido T1 de la bacteria a las células de la planta (3); en el genoma de ésta se ha encontrado esta porción de DNA bacteriano integrada, incluso en ocasiones repetida en tandem, y a veces en sentido inverso. La recombinación de fragmentos discretos de DNA de un cromosoma con otro, de igual o diferente especie -la llamada "recombinación ilegítima"- parece ser un proceso que participa en la diferenciación celular de algunas especies. Y se piensa también que la transferencia de fragmentos de DNA haya constituido uno de los mecanismos -aunque poco frecuente- del proceso evolutivo.

La aplicación de las nuevas técnicas al conocimiento de los mecanismos moleculares de la expresión de los genes y su regulación ha supuesto un avance espectacular e inesperado en algunos de los problemas fundamentales que tiene planteados la Biología molecular, como son el conocimiento de los mecanismos moleculares de la diferenciación celular, el de las alteraciones que originan las transformaciones celulares, o el de la síntesis de los diversos anticuerpos. Como ha indicado el científico francés Philippe Kourilsk (4) "nadie podía pronosticar que la posibilidad de analizar los genes vendría unida a la capacidad de actuar sobre su expresión".

Estos nuevos conocimientos han puesto en un primer plano la grave responsabilidad del científico ante un dominio de la naturaleza mucho más profundo que el que había conseguido hasta ahora; más aún cuando la aplicación de esta tecnología no está exenta de posibles riesgos.

Conscientes de esa responsabilidad, los iniciadores de este tipo de investigaciones se impusieron una serie de restricciones en su trabajo e impulsaron la adopción de normas que controlasen tal experimentación; posteriormente, todas esas medidas fueron entrando en una fase de relajación progresiva, al demostrarse que los riesgos eran menores de lo que en un principio se había temido.

Ante esta situación la OTA (Oficina de Asesoramiento Tecnológico) elaboró un documento titulado "Impacto de la Genética Aplicada: Microorganismos, Plantas y Animales", que versa sobre los diversos aspectos del presente y futuro de la ingeniería genética. S. Walton (5), en un comentario a este documento, afirma que se ofrece así al Congreso y a la Administración Norteamericana un extenso material para contestar a esta pregunta básica: "Ahora que sabemos cómo hacerlo ¿qué vamos a hacer?".

Esa es también la pregunta ética. Ahora que el hombre puede ejercer un dominio sobre los seres vivos como nunca tuvo -y lógicamente también sobre su propio cuerpo-, pudiendo, como se ha señalado, tomar en sus manos el curso del proceso evolutivo ¿qué debe hacer o qué no debe hacer?


Anterior  Siguiente   Indice

Otras fuentes - Universidad de Navarra - Deontología BiológicaDocumentos relacionados Disponible sólo como hipertexto 
raya
Universidad de Navarra | Departamento de Humanidades Biomédicas | Centro de Documentación Anterior Siguiente Imprimir Enviar por correo
EspacioarribaEspacioIrunlarrea, 1. 31008 - Pamplona. España. Tf: +34 948 425600 Fax: +34 948 425630 Correo E: apardo@unav.es
Visitante númerodesde el 25-II-2002