Facultadesfacultadesuniversidad
raya
Canon de Leonardo
Departamento de Humanidades Biomédicas
raya
 Centro de Documentación de BioéticaAnterior Siguiente Imprimir Enviar por correo 
raya
Documentos internacionales - Asociación Médica MundialDocumentos relacionados Versión PDF 

Declaración de la Asociación Médica Mundial sobre las armas químicas y biológicas


Creación: Asociación Médica Mundial
Fuente: Asociación Médica Mundial
Lengua original: Inglés.
Copyright del original inglés: No
Traducción castellana: Asociación Médica Mundial (modificado)
Versiones previas: Detalladas en el documento
Copyright de la traducción castellana: No
Comprobado el 26 de abril de 2002

 


Declaración de la Asociación Médica Mundial sobre las armas químicas y biológicas

Adoptada por la 42ª Asamblea Médica Mundial, Rancho Mirage, California, EE.UU., octubre 1990

La Asociación Médica Mundial llama la atención de la profesión médica a través de todo el mundo sobre los peligros que presentan las armas químicas y biológicas. Entre otros peligros más obvios se destacan:

a) La utilización de dichas armas tendría un efecto devastador sobre la población civil, además del personal militar, no sólo en el área afectada por el impacto, sino que también en lugares a gran distancia, tal vez fuera de los límites nacionales de los combatientes.

b) Los efectos de exposición a las armas químicas y biológicas representan una continua amenaza para la salud del ser humano, a largo plazo que causen posiblemente enfermedades, heridas y defectos en la población por un largo tiempo.

c) Los efectos de exposición a las armas químicas y biológicas también pueden tener como resultado cambios impredecibles, complejos y permanentes en el ambiente natural, incluyendo animales, plantas y fuentes de agua, destruyendo así el origen de los alimentos para el ser humano, lo que tendría como consecuencia una gran mortalidad.

d) Los servicios de atención médica existentes, la tecnología y el personal médico pueden ser insuficientes para aliviar el sufrimiento causado por la exposición a las armas químicas y biológicas.

La Declaración de Ginebra de la Asociación Médica Mundial llama a los médicos a consagrar sus vidas al servicio de la humanidad, a prometer que la salud del paciente estará ante todo y que no empleará sus conocimientos médicos en contra de las leyes humanas.

La Declaración de Helsinki de la Asociación Médica Mundial estipula que la misión del médico es velar por la salud de la humanidad. Sus conocimientos y su conciencia deben estar dedicados al cumplimiento de esta misión.

La Declaración de Tokio de la Asociación Médica Mundial comienza con el siguiente párrafo:

"Es el privilegio del médico practicar la medicina al servicio de la humanidad, preservar y restablecer la salud mental y corporal sin distinción de personas, aliviar el sufrimiento de sus pacientes. Mantener el máximo respeto por la vida humana, incluso bajo amenaza, sin hacer jamás uso de sus conocimientos médicos en contra de las leyes humanas."

Por lo tanto, la Asociación Médica Mundial considera que es contrario a la ética de los médicos, cuya misión es prestar atención médica, participar en la investigación y producción de armas químicas y biológicas, y utilizar su conocimiento personal y científico en la concepción y fabricación de dichas armas:

Además, la Asociación Médica Mundial:

1) Condena la producción y utilización de armas químicas y biológicas.

2) Pide a todos los gobiernos que se abstengan de producir y utilizar armas químicas y biológicas.

3) Pide a todas las asociaciones médicas nacionales que se sumen a la AMM y apoyen activamente esta Declaración.

 

World Medical Association Declaration on Chemical and Biological Weapons

Adopted by the 42nd World Medical Assembly, Rancho Mirage, CA., USA, October 1990

The World Medical Association draws the attention of the medical profession throughout the world to the dangers presented by chemical and biological weapons. Among other, more obvious, dangers, it should be noted:

a) The use of such weapons would have a devastating effect on civilian populations in addition to military personnel, and not only in the target area but also in distant places, perhaps beyond the national boundaries of the combatants.

b) The effects of exposure to chemical and biological weapons present a continuing threat to the health of human beings on a long term basis, possibly causing illness, injury, disease and defects in the population over a long period of time.

c) The effects of exposure to chemical and biological weapons may also result in permanent, complex and unpredictable changes in the natural environment, including animals, plant life and water supply, thus destroying the food source of human beings and resulting in extensive morbidity.

d) Existing health care services, technology and manpower may be helpless to relieve the suffering caused by exposure to chemical and biological weapons.

The World Medical Association Declaration of Geneva asks physicians to consecrate their lives to the service of humanity, to pledge that the health of the patient will be the physician's first consideration, and that the physician will not used medical knowledge contrary to the laws of humanity.

The World Medical Association Declaration of Helsinki states that it is the mission of the physician to safeguard the health of the people. The physician's knowledge and conscience are dedicated to the fulfillment of this mission.

The World Medical Association Declaration of Tokyo begins with the following statement:

"It is the privilege of the medical doctor to practice medicine in the service of humanity, to preserve and restore bodily and mental health without distinction as to persons, to comfort and ease the suffering of his or her patients. The utmost respect for human life is to be maintained even under threat, and no use made of any medical knowledge contrary to the laws of humanity."

Therefore, the World Medical Association considers that it would be unethical for the physician, whose mission is to provide health care, to participate in the research and development of chemical and biological weapons, and to use his or her personal and scientific knowledge in the conception and manufacture of such weapons.

Furthermore, the World Medical Association:

1) Condemns the development and use of chemical and biological weapons.

2) Asks all governments to refrain from the development and use of chemical and biological weapons.

3) Asks all National Medical Associations to join WMA in actively supporting this Declaration.


Documentos internacionales - Asociación Médica MundialDocumentos relacionados Versión PDF 
raya
Universidad de Navarra | Departamento de Humanidades Biomédicas | Centro de Documentación Anterior Siguiente Imprimir Enviar por correo
EspacioarribaEspacioIrunlarrea, 1. 31008 - Pamplona. España. Tf: +34 948 425600 Fax: +34 948 425630 Correo E:apardo@unav.es
Visitante númerodesde el 25-II-2002