Facultadesfacultadesuniversidad
raya
Canon de Leonardo
Departamento de Humanidades Biomédicas
raya
 Centro de Documentación de BioéticaAnterior Siguiente Imprimir Enviar por correo 
raya
Documentos internacionales - Asociación Médica MundialDocumentos relacionados Versión PDF 

Declaración de la Asociación Médica Mundial sobre el Control de Accidentes


Creación: Asociación Médica Mundial
Fuente: Asociación Médica Mundial
Lengua original: Inglés.
Copyright del original inglés: No
Traducción castellana: Asociación Médica Mundial (modificado)
Versiones previas: Detalladas en el documento
Copyright de la traducción castellana: No
Comprobado el 26 de abril de 2002

 


Declaración de la Asociación Médica Mundial sobre el Control de Accidentes

Adoptada por la 42ª Asamblea Médica Mundial, Rancho Mirage, California, EE.UU., octubre 1990

La Asociación Médica Mundial, habiendo estudiado los temas relativos a los accidentes y el control de accidentes en su Sesión Científica realizada en Hong Kong, en septiembre de 1989, exhorta a las asociaciones médicas nacionales a trabajar con todos los organismos apropiados, públicos y privados, en cada país para elaborar y poner en marcha un programa para controlar y prevenir accidentes. Se deben incluir en dicho programa intentos para mejorar el tratamiento médico y la rehabilitación de pacientes accidentados. Se debe aumentar la investigación y educación sobre el control de accidentes y se debe contar necesariamente con cooperación internacional para lograr un proyecto exitoso.

La Asociación Médica Mundial sugiere a las asociaciones médicas nacionales que incorporen los siguientes elementos básicos en sus programas:

1. Introducción

Los accidentes son la principal causa de muerte e invalidez en niños y jóvenes. Los accidentes destruyen la salud, la vida y la alegría de millones de personas cada año. Sin embargo, los accidentes se pueden prevenir. Existen oportunidades para entender y prevenir los accidentes. Las vidas se pueden salvar y mejorar aprovechando dichas oportunidades. El control de accidentes se debe reconocer como prioritario en un proyecto de salud pública que necesita coordinación entre los organismos de salud, transporte y servicio social en cada país. Para asegurar el éxito de dicho proyecto es necesario la participación y dirección de los médicos.

2. Epidemiología

El esfuerzo inicial de tal proyecto debe ser la obtención de información más adecuada, sobre la cual basar las prioridades, intervenciones e investigación. Se debe poner en marcha en cada país un sistema eficaz de vigilancia de accidentes a fin de reunir e integrar información. Se debe poner en práctica un sistema preciso y apropiado para clasificar los accidentes, por parte de hospitales y organismos de salud. También debe existir una clasificación uniforme de la gravedad de los accidentes.

3. Prevención

La prevención de accidentes necesita de educación para enseñar y persuadir a la gente a cambiar su conducta y por consiguiente, el riesgo de accidentes. Se deben promulgar leyes y reglamentos que exijan cambios de conducta basados en métodos científicamente seguros de prevención de accidentes. Dichas leyes se deben aplicar estrictamente a fin de influir en forma eficaz en los cambios de conducta. Se debe estimular el mejoramiento de materiales y diseño ambiental de muchos productos para proporcionar protección automática contra los accidentes, puesto que es el medio más efectivo para prevenir los accidentes.

4. Biomecánica

Se debe dar prioridad a la investigación biomédica sobre la causa y prevención de accidentes. Un mejor entendimiento de la biomecánica del accidente y de la invalidez, podría crear una protección mejorada para los seres humanos. Las reglamentaciones relativas al diseño del producto deben incorporar estándares de seguridad a partir de una concepción mejorada de la biomecánica del accidente.

5. Tratamiento

La atención prestada en el lugar del accidente debe ser reforzada con un sistema de comunicaciones eficaz, con los especialistas médicos a fin de facilitar la toma de decisiones. Se debe proporcionar un transporte rápido y seguro al hospital. Se debe contar con un equipo de especialistas en traumatismos en el hospital. También debe existir un equipamiento apropiado y materiales para atender al paciente accidentado, incluyendo el acceso inmediato al banco de sangre. Se debe estimular la educación y formación de especialistas en atención de traumatismos, para asegurar una técnica óptima por parte de un número apropiado de médicos en todo momento.

6. Rehabilitación

Las víctimas de traumatismos necesitan una atención continuada que dé énfasis no sólo a la supervivencia, sino que también a la identificación y preservación de las funciones residuales. Se debe hacer una rehabilitación para restaurar las funciones biológicas, psicológicas y sociales, como un esfuerzo para permitir que la persona accidentada logre una máxima autonomía personal y un estilo de vida independiente. Se debe hacer todo lo posible para ayudar al paciente (y su familia) a evitar la institucionalización. La rehabilitación también puede necesitar cambios en el entorno físico y social del paciente.

 

World Medical Association Declaration on Injury Control

Adopted by the 42nd World Medical Assembly, Rancho Mirage, CA., USA, October 1990

The World Medical Association, having studied the issues relating to injuries and injury control at its Scientific Session held in Hong Kong in September, 1989, urges its National Medical Associations to work with all of the appropriate public and private agencies in each country to develop and implement a program to control and prevent injuries. Included in the program must be efforts to improve medical treatment and the rehabilitation of injured patients. Research and education on injury control must be increased, and international cooperation is a vital and necessary component of a successful project.

The World Medical Association encourages its National Medical Associations to incorporate the following basic elements into their programs.

1. Introduction

Injuries are the leading cause of death and disability in children and young adults. Injuries destroy the health, lives and livelihoods of many millions of people each year. Yet injuries are preventable. Opportunities are available to understand and prevent injuries. Lives can be saved and improved by taking advantage of such opportunities. Injury control should be recognized as a priority public health project requiring coordination among health, transportation and social service agencies in each country. Physician participation and leadership is necessary to assure the success of such a project.

2. Epidemiology

The initial effort of such a project, must be the acquisition of more adequate data on which to base priorities, interventions and research. An effective injury surveillance system should be implemented in each country to gather and integrate information. A consistent and accurate system for coding injuries must be implemented by hospitals and health agencies. There should also be uniform coding of injury severity.

3. Prevention

Injury prevention requires education and training to teach and persuade people to alter their behavior and thereby control their risk of injury. Laws and regulations should be enacted requiring changes in behavior based on scientifically sound methods of preventing injuries. These laws must be strictly enforced in order to effectively influence behavior changes. Improvements in product and environmental design of various products to provide automatic protection against injuries must be encouraged, as they will be the most effective means of preventing injuries.

4. Biomechanics

Biomedical research on injury causation and prevention should be given priority. A better understanding of the biomechanics of injury and disability could enable the development of improved protection for humans. Regulations pertaining to product design must incorporate product safety standards developed from an improved understanding of the biomechanics of injury.

5. Treatment

Injury management at the scene of the occurrence must be enhanced by an effective system of communication with medical practitioners, to facilitate decision-making. Rapid and safe transportation to the hospital must be provided. An experienced team of trauma practitioners must be available at the hospital. There must also be adequate equipment and supplies available for the care of the injured patient, including immediate access to a blood bank. Education and training of medical practitioners in trauma care must be encouraged to assure optimal technique by an adequate number of physicians at all times.

6. Rehabilitation

Trauma victims need a continuity of care emphasizing not only survival but also the identification and preservation of residual functions. Rehabilitation to restore biologic, psychologic and social functions must be undertaken in an effort to allow the injured person to achieve maximal personal autonomy and an independent lifestyle. Every effort must be made to help the patient (and family) avoid institutionalization. Rehabilitation may also require changes in the patient's physical and social environment.


Documentos internacionales - Asociación Médica MundialDocumentos relacionados Versión PDF 
raya
Universidad de Navarra | Departamento de Humanidades Biomédicas | Centro de Documentación Anterior Siguiente Imprimir Enviar por correo
EspacioarribaEspacioIrunlarrea, 1. 31008 - Pamplona. España. Tf: +34 948 425600 Fax: +34 948 425630 Correo E:apardo@unav.es
Visitante númerodesde el 25-II-2002