Facultadesfacultadesuniversidad
raya
Canon de Leonardo
Departamento de Humanidades Biomédicas
raya
 Centro de Documentación de BioéticaAnterior Siguiente Imprimir Enviar por correo 
raya
Documentos internacionales - Asociación Médica MundialDocumentos relacionados Versión PDF 

Declaración de la Asociación Médica Mundial sobre el uso de animales en la investigación biomédica


Creación: Asociación Médica Mundial
Fuente: Asociación Médica Mundial
Lengua original: Inglés.
Copyright del original inglés: No
Traducción castellana: Asociación Médica Mundial (modificada)
Versiones previas: Detalladas en el documento
Copyright de la traducción castellana: No
Comprobado el 22 de abril de 2002

 


Declaración de la Asociación Médica Mundial sobre el uso de animales en la investigación biomédica

Adoptada por la 41ª Asamblea Médica Mundial, Hong Kong, septiembre 1989

Introducción

La investigación biomédica es esencial para la salud y bienestar de cada persona en nuestra sociedad. Los avances en la investigación biomédica han mejorado mucho la calidad de vida y la duración de ésta a través de todo el mundo. Sin embargo, la posibilidad de la comunidad científica de continuar sus esfuerzos para mejorar la salud privada y pública se ve amenazada por un movimiento que tiene como finalidad eliminar el uso de animales en la investigación biomédica. Este movimiento está liderado por grupos radicales de activistas por los derechos de los animales, cuyos puntos de vista están muy alejados de la principal corriente de actitudes públicas y sus tácticas van desde sofisticadas campañas para influenciar a legisladores, recolección de fondos, campañas de propaganda y desinformación, hasta violentos ataques a establecimientos de investigación biomédica y a científicos.

La magnitud de las violentas actividades de los defensores de los derechos de los animales es increíble. Sólo en Estados Unidos, desde 1980 los grupos por los derechos de los animales han protagonizado más de 29 asaltos a instalaciones de investigación estadounidenses, han robado más de 2.000 animales, causado daños por más de 7 millones de dólares y arruinado años de investigación científica. Estos grupos han realizado actividades similares en Gran Bretaña, Europa Occidental, Canadá y Australia. Varios grupos en estos países se han responsabilizado por atentados con bombas a vehículos, instituciones, tiendas y domicilios particulares de los investigadores.

La violencia de los grupos por los derechos de los animales ha tenido un efecto amedrentador en la comunidad científica a escala internacional. Se ha intimidado a científicos, organismos de investigación y universidades para que alteren o incluso terminen importantes trabajos de investigación que dependen del uso de animales. Los laboratorios han sido obligados a invertir miles de dólares, que estaban reservados a la investigación, en la compra de sofisticados equipos de seguridad. Los jóvenes que podrían seguir una carrera en el campo de la investigación biomédica, cambian de parecer y optan por otras profesiones.

A pesar de los esfuerzos de muchos grupos que luchan por proteger la investigación biomédica del activismo sobre los animales, la respuesta a los movimientos por los derechos de los animales ha sido fragmentada, con pocos fondos económicos y principalmente defensiva. Muchos grupos dentro de la comunidad biomédica no se atreven a adoptar una posición pública frente al activismo sobre los animales por temor a represalias. Como resultado de esto, el establecimiento de la investigación ha sido relegado a una posición defensiva. Se cuestionan sus motivaciones y se desafía repetidamente la necesidad de usar animales en la investigación.

Si bien la investigación que debe hacer uso de animales es necesaria para aumentar la atención médica de todas las personas, reconocemos también que se debe asegurar un trato humano de los animales en investigación. Se debe establecer una formación adecuada para todo el personal de investigación y se debe contar con una atención veterinaria apropiada. Los experimentos deben cumplir con las disposiciones o regulaciones que rigen el manejo humano, albergue, cuidado, trato y transporte de los animales.

Las organizaciones internacionales médicas y científicas deben realizar una campaña más fuerte y cohesiva para contrarrestar la creciente amenaza a la salud pública que representan los activistas por los animales. Se debe crear un liderazgo y coordinación al respecto.

Por lo tanto, la Asociación Médica Mundial afirma los siguientes principios:

1. El uso de animales en la investigación biomédica es esencial para el progreso médico.

2. La Declaración de Helsinki de la AMM exige que la investigación biomédica en seres humanos debe estar basada en la experimentación animal, pero también exige que se respete el bienestar de los animales usados en la investigación.

3. El trato compasivo de los animales usados en la investigación biomédica es esencial.

4. Todos los establecimientos de investigación deben cumplir con todas las normas que rigen el trato compasivo de los animales.

5. Las sociedades médicas deben resistir todo intento cuyo propósito sea rechazar el uso apropiado de animales en la investigación biomédica, porque dicho rechazo comprometería la atención del paciente.

6. Aunque no se debe comprometer el derecho a la libertad de expresión, se debe condenar el elemento anárquico que existe entre los activistas por los derechos de los animales.

7. Se debe condenar internacionalmente el uso de amenazas, intimidación, violencia y hostigamiento personal de los científicos y sus familias.

8. Se debe solicitar un esfuerzo coordinado máximo de parte de los organismos encargados de hacer cumplir la ley, a fin de proteger a los investigadores y a los establecimientos de investigación de actividades de naturaleza terrorista.

 

World Medical Association Statement on Animal Use in Biomedical Research

Adopted by the 41st World Medical Assembly, Hong Kong, September 1989

Preamble

Biomedical research is essential to the health and well-being of every person in our society. Advances in biomedical research have dramatically improved the quality and prolonged the duration of life throughout the world. However, the ability of the scientific community to continue its efforts to improve personal and public health is being threatened by a movement to eliminate the use of animals in biomedical research. This movement is spearheaded by groups of radical animal rights activists whose views are far outside mainstream public attitudes and whose tactics range from sophisticated lobbying, fund raising, propaganda and misinformation campaigns to violent attacks on biomedical research facilities and individual scientists.

The magnitude of violent animal rights activities is staggering. In the United States alone, since 1980, animal rights groups have staged more than 29 raids on U.S. research facilities, stealing over 2,000 animals, causing more than 7 million dollars in physical damages and ruining years of scientific research in the process. Animal activist groups have engaged in similar activities in Great Britain, Western Europe, Canada and Australia. Various groups in these countries have claimed responsibility for the bombing of cars, institutions, stores, and the private homes of researchers.

Animal rights violence has had a chilling effect on the scientific community internationally. Scientists, research organizations, and universities have been intimated into altering or even terminating important research efforts that depend on the use of animals. Laboratories have been forced to divert thousands of research dollars for the purchase of sophisticated security equipment. Young people who might otherwise pursue a career in biomedical research are turning their sights to alternative professions.

Despite the efforts of many groups striving to protect biomedical research from animal activism, the response to the animal rights movement has been fragmented, underfunded, and primarily defensive. Many groups within the biomedical community are hesitant to take a public stand about animal activism because of fear of reprisal. As a result, the research establishment has been backed into a defensive posture. Its motivations are questioned, and the need for using animals in research is repeatedly challenged.

While research involving animals is necessary to enhance the medical care of all persons, we recognize also that humane treatment of research animals must be ensured. Appropriate training for all research personnel should be prescribed and adequate veterinary care should be available. Experiments must comply with any rules or regulations promulgated to govern human handling, housing, care, treatment and transportation of animals.

International medical and scientific organizations must develop a stronger and more cohesive campaign to counter the growing threat to public health posed by animal activists. Leadership and coordination must be provided.

The World Medical Association therefore affirms the following principles:

1. Animal use in biomedical research is essential for continued medical progress.

2. The WMA Declaration of Helsinki requires that biomedical research involving human subjects should be based on animal experimentation, but also requires that the welfare of animals used for research be respected.

3. Humane treatment of animals used in biomedical research is essential.

4. All research facilities should be required to comply with all guiding principles for humane treatment of animals.

5. Medical Societies should resist any attempt to deny the appropriate use of animals in biomedical research because such denial would compromise patient care.

6. Although rights to free speech should not be compromised, the anarchistic element among animal right activists should be condemned.

7. The use of threats, intimidation, violence, and personal harassment of scientists and their families should be condemned internationally.

8. A maximun coordinated effort from international law enforcement agencies should be sought to protect researchers and research facilities from activities of a terrorist nature.


Documentos internacionales - Asociación Médica MundialDocumentos relacionados Versión PDF 
raya
Universidad de Navarra | Departamento de Humanidades Biomédicas | Centro de Documentación Anterior Siguiente Imprimir Enviar por correo
EspacioarribaEspacioIrunlarrea, 1. 31008 - Pamplona. España. Tf: +34 948 425600 Fax: +34 948 425630 Correo E: apardo@unav.es
Visitante númerodesde el 25-II-2002