Facultadesfacultadesuniversidad
raya
Canon de Leonardo
Departamento de Humanidades Biomédicas
raya
 Centro de Documentación de BioéticaAnterior Siguiente Imprimir Enviar por correo 
raya
Documentos internacionales - Asociación Médica MundialDocumentos relacionados Versión PDF 

Declaración de la Asociación Médica Mundial sobre la condena de la mutilación genital de mujeres


Creación: Asociación Médica Mundial
Fuente: Asociación Médica Mundial
Lengua original: Inglés.
Copyright del original inglés: No
Traducción castellana: Asociación Médica Mundial (modificada)
Versiones previas: Detalladas en el documento
Copyright de la traducción castellana: No
Comprobado el 6 de mayo de 2002

 


Declaración de la Asociación Médica Mundial sobre la condena de la mutilación genital de mujeres

Adoptada por la 45ª Asamblea Médica Mundial

Budapest, Hungría, Octubre 1993

Introducción

La Mutilación Genital de Mujeres (MGM) afecta a más de 80 millones de mujeres y niñas en el mundo y es practicada por grupos étnicos en más de 30 países.

En muchas otras naciones el problema ha estado latente por algún tiempo, en especial debido a la presencia de grupos étnicos en cuyos países la MGM es una práctica común: inmigrantes, refugiados, personas que huyen del hambre y la guerra.

La MGM es considerada por los médicos como un asunto preocupante, por las consecuencias en la salud física y mental de mujeres y niñas. Los médicos de todo el planeta enfrentan los efectos de esta práctica tradicional e incluso algunas veces se les pide realizar esta intervención mutiladora.

Existen varios tipos de MGM. Puede ser una circuncisión primaria para niñas de corta edad, por lo general entre 5 y 12 años, o una circuncisión secundaria, por ejemplo después de dar a luz. El alcance de la circuncisión primaria puede variar: de una incisión en la superficie del clítoris a una circuncisión faraónica o infibulación, extirpación del clítoris y de los labios menores y cosido de los labios mayores, de manera que quede sólo una apertura mínima para evacuar la orina y la sangre menstrual.

Según la amplitud de la circuncisión, la MGM afecta la salud de las mujeres y niñas. La evidencia de investigaciones demuestra el grave daño permanente a la salud. Entre las complicaciones agudas de la MGM se cuentan: hemorragias, infecciones, sangrado de los órganos adyacentes y fuertes dolores. Otras complicaciones posteriores son: cicatrices feas, infecciones crónicas, complicaciones urológicas y obstétricas y problemas psicológicos y sociales. La MGM tiene graves consecuencias para la sexualidad y su práctica. Hay muchas complicaciones durante el parto (problemas de expulsión, formación de fístulas, desgarros e incontinencia). Incluso con la versión menos drástica, una incisión en el clítoris, no se pueden descartar complicaciones y consecuencias funcionales.

Hay varias razones para explicar la existencia y continuación de la práctica de la MGM: costumbres y tradiciones (para conservar la virginidad de las jóvenes y limitar la sexualidad de las mujeres), religión y motivos sociales. Estas razones no tienen más peso que los importantes daños a la salud.

Ninguna de las religiones principales hace referencia explícita a la circuncisión femenina, ni favorece su práctica. La opinión médica actual es que la MGM es perjudicial para la salud física y mental de las niñas y mujeres. Muchos consideran la MGM como una forma de opresión contra las mujeres.

De manera general, existe una fuerte tendencia a condenar la MGM más abiertamente:

- Existen campañas activas contra esta práctica en Africa. Muchas mujeres africanas líderes y jefes de estado africanos han condenado fuertemente esta práctica.

- Los organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y la UNICEF han recomendado que se tomen medidas para poner término a la MGM.

- Los gobiernos de muchos países han aprobado legislaciones sobre el tema o han incorporado la MGM en sus códigos penales.

Conclusión

La Asociación Médica Mundial condena la práctica de mutilación genital, inclusive la circuncisión de niñas y mujeres, y condena la participación de médicos en la realización de dichas prácticas.

Recomendaciones

1. Tomando en cuenta los derechos psicológicos y la "identidad cultural" de las personas en cuestión, los médicos deben informar a las mujeres, hombres y niños sobre la MGM y evitar que la practiquen o la promuevan. Los médicos deben incorporar en sus trabajos la promoción de la salud y difusión contra la MGM.

2. En consecuencia, los médicos deben tener suficiente información y apoyo para llevar a cabo esta labor. Se deben ampliar y/o crear programas educacionales sobre la MGM.

3. Las asociaciones médicas deben estimular la conciencia pública y profesional sobre los efectos perjudiciales de la MGM.

4. Las asociaciones médicas deben estimular la acción gubernamental para evitar la práctica de la MGM.

5. Las asociaciones médicas deben cooperar en la organización de una estrategia preventiva y legal apropiada, cuando una niña corre el riesgo de sufrir una MGM.

 

World Medical Association Statement on Condemnation of Female Genital Mutilation

Adopted by the 45th World Medical Assembly

Budapest, Hungary, October 1993

Preamble

Female genital mutilation (FGM) affects more than 80 million women and girls worldwide. It is practised by many ethnic groups in over thirty countries.

In many other countries the problem has been an issue for some time, especially due to the presence of ethnic groups from countries in which FGM is common practice: immigrants, refugees, people who fled from hunger and war.

Because of its impact on the physical and mental health of women and children, FGM is considered a matter of concern to physicians. Physicians worldwide are confronted with the effects of this traditional practice. Sometimes they are asked to perform this mutilating procedure.

There are various forms of FGM. It could be a primary circumcision for young girls, usually between 5 and 12 years of age, or a secondary circumcision, e.g. after childbirth. The extent of a primary circumcision may differ: from an incision in the foreskin of the clitoris up to a pharaonic circumcision or infibulation removing the clitoris and labio minora and stitching up the labia majora so that only a minimal opening remains to drain off urine and menstruel blood.

Depending on the extent of the circumcision, FGM affects the health of women and girls. Research evidence shows the grave permanent damage to health. Acute complications of FGM are: haemorrhage, infections, bleeding of adjacent organs, violent pain. Later complications are vicious scars, chronic infections, urologic and obstetric complications and psychological and social problems. FGM has serious consequences for sexuality and how it is experienced. There is a multiplicity of complications during childbirth (expulsion disturbances, formation of fistulae, ruptures, incontinence).

Even with the least drastic version, an incision in the clitoris, complications and functional consequences cannot be ruled out.

There are various reasons put forward to explain the existence and continuation of the practice of FGM: custom and tradition (to preserve virginity of young girls and limit sexuality of women), social reasons. These reasons do not outweigh the important damages to health.

None of the major religions makes an explicit reference to female circumcision and/or supports this practice. The current medical opinion is that FGM is detrimental to the physical and mental health of girls and women. FGM is seen by many as a form of oppression of women.

By and large there is a strong tendency to condemn FGM more overtly:

- There are active campaigns against the practice in Africa. Many African women leaders as well as African heads of states have issued strong statements against the practice.

- International agencies such as the World Health Organisation, the United Nations Human Rights Commission and UNICEF have recommended that specific measures be aimed at the eradication of FGM.

- Governments in several countries have developed legislation on the subject or have incorporated FGM into their criminal codes.

Conclusion

The World Medical Association condemns the practice of genital mutilation including circumcision where women and girls are concerned and condemns the participation of physicians in the execution of such practices.

Recommendations

1. Taking into account the psychological rights and 'cultural identity' of the people involved, physicians should inform women, men and children on FGM and prevent them from performing or promoting FGM. Physicians should integrate health promotion and counselling against FGM in their work.

2. As a consequence, physicians should have enough information and support for doing so. Educational programmes concerning FGM should be expanded and/or developed.

3. Medical Associations should stimulate public and professional awareness of the damaging effects of FGM.

4. Medical Associations should stimulate governmental action in preventing the practice of FGM.

5. Medical Associations should cooperate in organising an appropriate preventive and legal strategy when a child is at risk to undergo FGM.


Documentos internacionales - Asociación Médica MundialDocumentos relacionados Versión PDF 
raya
Universidad de Navarra | Departamento de Humanidades Biomédicas | Centro de Documentación Anterior Siguiente Imprimir Enviar por correo
EspacioarribaEspacioIrunlarrea, 1. 31008 - Pamplona. España. Tf: +34 948 425600 Fax: +34 948 425630 Correo E: apardo@unav.es
Visitante númerodesde el 25-II-2002