Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro  
  CICLO DE CONFERENCIAS  
  "SAN FERMÍN: CULTO, FIESTA Y ARQUITECTURA"  
La capilla de San Fermín:arquitectura y culto
D. José Luis Molins Mugueta. Archivero Municipal de Pamplona


Una alusión a la antigüedad del culto a San Fermín en Francia -durante el reinado de Carlos el Calvo y mediante distintos testimonios del siglo IX- y las referencias documentalmente acreditadas en Navarra sobre la veneración de sus reliquias, traidas desde Amiens en la Edad Media y diferentes momentos del siglo XVI, dio paso a la exposición pormenorizada sobre la historia y el análisis arquitectónico y artístico de la Capilla de San Fermín, erigida en la pamplonesa iglesia parroquial de San Lorenzo.
Las obras se desarrollaron entre 1696 y 1717, siguiendo los planos de Santiago Raón, Martín de Zaldúa y Fr. Juan de Alegría, dentro de las concepciones propias del Barroco, tanto en lo estructural-espacial como en todo lo relativo al ornato. Pareció conveniente establecer un análisis comparativo con la Capilla de Nuestra Señora del Camino, construída entre 1756 y 1776 en la cercana iglesia de San Cernin, por las significativas coincidencias. Se abordó la descripción del trono y altar primitivos, obra del mallorquín Pedro Onofre, que, situado bajo la cúpula, centraba el espacio interior. A este respecto resultaron útiles tanto una pintura de Pedro Antonio Rada, datada en 1756, como un conocido grabado de Lamarca, cuya plancha se abrió a devoción en 1765.

Vista exterior de la Capilla de San Fermín, 1696-1717

Se ofrecieron noticias de la financiación de las obras, precisando el papel que al respecto desempeñó el Ayuntamiento, bien aportando caudales propios, bien estimulando y canalizando el apronto de limosnas y prestaciones de los devotos del Santo. Este destacado papel municipal justificó en su momento que el “Regimiento” ostentase el derecho de patronato sobre la capilla. Precisamente, al ver discutida esta regalía, entre 1758 y 1786 el Municipio renunció a su ejercicio y emprendió pleitos contra la Obrería de San Lorenzo, en las jurisdicciones eclesiástica y civil. Y lo que resulta más interesante desde el punto de vista de la arquitectura, se planteó la construcción de un templo nuevo dedicado al Santo Patrono, en terrenos de lo que entonces formaba parte de la Taconera y hoy se conoce como Paseo de Sarasate. Esta circunstancia explica que en el Archivo Municipal se conserven y pudieran ser aportados a la conferencia plantas y alzados - varios de los cuales están firmados por Juan Lorenzo Catalán- de un templo exento que no llegó a construirse.
En 1795 se derrumbó la media naranja y linterna de la capilla sanferminera. Tan sólo una vez restablecida la paz con el gobierno francés de la Convención se pudo pensar en acometer la necesaria reconstrucción, a la vez que, de paso, en adecuar el ornato interior del recinto al nuevo gusto académico, genéricamente conocido como neoclásico, bien opuesto al barroquismo que hasta entonces ofrecía. Convocado el oportuno concurso, presentaron proyectos Fernando Martínez Corcín, Diego Díaz de Valle, Juan José Armendáriz y Santos Ángel de Ochandátegui, todos ellos arquitectos con aportaciones a la implantación del academicismo en Navarra. Fueron elegidos los planos firmados y fechados por Ochendátegui el 13 de diciembre de 1797. Las obras, siguiendo las trazas de este durangués, hombre de confianza de Ventura Rodríguez, se extendieron entre 1800 y 1805 y prestan al interior de la capilla el aspecto clásico, sobrio y depurado que hoy le es propio.

S. A. Ochandotegui, Proyecto de reconstrucción de la capilla de San Fermín, 1797 (Archivo Municipal de Pamplona)

Finalizó la disertación con la obligada referencia al trono que en la actualidad cobija la imagen relicario de San Fermín: concebido por el escultor Francisco Sabando, fue inaugurado en julio de 1819.

Francisco Sabando, Templete de San Fermín, 1819

 Universidad de Navarra
 Dirección de contacto: cpatrimonio@unav.es  |  2008