Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro  
  CICLO DE CONFERENCIAS  
  "FOTÓGRAFOS NAVARROS"  
Estampas navarras del Marqués de Santa María del Villar
D. Jorge Latorre Izquierdo
Univesidad de Navarra


D. Diego Quiroga y Losada (1880-1975), marqués de Santa María del Villar, aparece asociado a Navarra como uno de los fotógrafos itinerantes que más importancia dedicó a la Comunidad a lo largo de su carrera fotográfica . Por otro lado, es en Navarra, en la Institución Príncipe de Viana, donde se encuentra gran parte de su archivo fotográfico; y también donde se han ido celebrando, desde julio de 1965 hasta nuestros días, importantes exposiciones y publicaciones de sus fotografías. Por ejemplo, una exposición-homenaje celebrada en julio de 1973, gracias a la gentileza de D. Francisco Javier Beúnza, vinculó definitivamente al marqués de Santa María del Villar con Navarra, lo que sería confirmado con otras exposiciones posteriores en Sangüesa y otras localidades de Navarra, hasta la titulada Fotógrafos Históricos de Navarra, celebrada en Pamplona en Junio de 1988, en la que las fotos de Santa María del Villar se exhibían junto con las de José Galle y Luis Rupérez. Otras exposiciones tuvieron lugar en la Asociación Fotográfica de Chantrea, en la CAN de Burlada, en la Universidad de Navarra o en el Palacio-Archivo de los Reyes de Navarra .
Las fotografías de Santa María del Villar ilustran algunas antiguas publicaciones dedicadas a temas de la comunidad foral como la Guía histórico-artística de la Basílica de Uxué de R. P. Jacinto Clavería de Arangua (Madrid, 1936), o el libro Por el Pirineo Navarro de Cayetano Enríquez de Salamanca (Madrid, 1978). En 1973, coincidiendo con el homenaje de Sangüesa, la Asociación Fotográfica y Cinematográfica de Navarra, dedicó a la fotografía del marqués de Santa María del Villar su boletín de Septiembre. Pero la obra que más influyó de cara al conocimiento del marqués de Santa María del Villar fue Fotografías de Navarra, editado en 1982 por la Diputación Foral a través de la Institución Príncipe de Viana, que sirvió como reclamo y referencia para la realización de mi tesis doctoral, defendida en la Universidad de Navarra en junio de 1998, con el titulo Santa María del Villar, fotógrafo turista (en los orígenes de la fotografía artística española), y que vio la luz ese mismo año en una edición de lujo publicada por la Fundación Príncipe de Viana.

"Almadía por el Esca", h. 1910

En una de sus últimas entrevistas poco antes de su muerte en 1975, D. Diego Quiroga afirmaba conocer hasta el último rincón de Navarra, región a la que admiraba profundamente "por su fe recia, su arte, sus gentes y, sobre todo, por sus hermosos valles pirenaicos que tanto le habían cautivado" . Su primera estancia data de 1890, cuando siendo sólo un niño solía pasar la época de la vendimia en una casa solariega de su abuela, situada en Allo, y conocida como "La Manchega" (donde estaba la bodega), hasta que la filoxera acabó con las viñas y vendieron la finca. Desde entonces sus viajes a Navarra fueron continuos, recorriéndola de parte a parte, con una especial dedicación a la zona media y del Pirineo. Realizó dos veces el Camino de Santiago (1905 y 1907), fotografiando los paisajes y monumentos de la ruta, y en 1916 descendió desde Urzainqui hasta Tortosa en una de aquellas almadías que tanto le entusiasmaban, y de las que nos ha dejado unas fotografías técnica y estéticamente excelentes.
Con José María Álvarez de Toledo, conde de la Ventosa, ilustre aficionado que llegaría a presidente de la Sociedad Fotográfica de Madrid, realizó su primera excursión fotográfica hasta Roncesvalles en 1910 por Zabaldica, Larrasoaña, Imbuluzqueta, Zubiri, etc. que tendría varias secuelas después, hasta la excursión más importante de 1920, de la que quedan abundantes testimonios fotográficos y también escritos . Otras muchas fotografías de este momento se perdieron en 1936, con la destrucción de su archivo de Madrid, pero siguió viajando a Navarra con gran frecuencia desde San Sebastián, que sería su residencia definitiva después de la Guerra.
Son más de mil (de las 13.000 fotografías que atesora el archivo de la Fundación Príncipe de Viana) las imágenes dedicadas a Navarra, con paisajes, tipos y monumentos tanto de la zona del Pirineo como del resto de la Comunidad. Y en esta colección se encuentra sin duda algunas de sus mejores fotografías, tanto por su carácter documental, como por su calidad estética. Por todo esto, sin ser navarro, puede ser considerado como uno de los más importantes fotógrafos de la Comunidad foral, por lo que no es extraño que se le haya dedicado también un número monográfico, el 35, de la colección Panorama, editada por la Institución Príncipe de Viana.

"Sopa boba en La Oliva", 1936

 Universidad de Navarra
 Dirección de contacto: cpatrimonio@unav.es  |  2009