Toxina diftérica

Producida por Corynebacterium diphtheriae es una proteína de 58330 Kda de peso molecular, esta formada por una única cadena polepeptídica, aunque se distinguen dos dominios con diferente función y relacionados con su mecanismo de acción que puede dar lugar a graves problemas clínicos como disfunciones cardiacas y desmielinización de nervios craneales y periféricos por inactivación de un factor de elongación proteíco (EF-2).

El denominado dominio o fracción B da unión a componentes de menbrana de la célula huesped e induce un proceso de endocitosis mediado por receptor. Su función es transportar la fracción A, que es la catalítica, dentro de la célula. Una vez formada la vesícula, en el interior disminuye el ph lo que permite que se rompan los puentes disulfuro que estabilizaban la estructura. La fracción A sale de la vesícula ,en el citoplasma vuelve a adquirir su conformación tridimensional y es capaz de actuar sobre su sustrato.

La fracción A es mono ADP ribosilante, actua sobre el factor de elongación 2 (EF-2) y de esta manera inhibe la síntesis proteíca.

Estructura tridimensional:

Observamos que en esta cadena polipeptídica se distinguen 3 zonas estructuralmente distintas; 

-Dominio de hélices a y láminas b: 6 hélices a y 8 láminas b antiparalelas (2 hojas b). Contiene el centro activo en el que esta el residuo Glu148 que es ADP ribosilante y en el que también encontramos dominios de unión a NAD. Tiene una zona de unión a ligando. El ligando es un ácido nucleico de pequeño tamaño (un uracilo y una adenina) que parece que también participa de alguna manera en la interacción con la menbrana de la célula huesped.

-Dominio de láminas b: Forman un barril de 11 láminas b antiparalelas sólo cerrado en una parte. Contiene un residuo catalítico que podría servir para facilitar la salida de la fracción catalítica al citoplasma (proteolisis).

-Dominio de hélices a: formado por 11 hélices a.