Share |

Universidad de Navarra | Biblioteca | Fondo Antiguo | Exposiciones

El renacer de la musicoterapia en el Mundo Moderno | 2

Entre los siglos XV y XVI comienza en Europa un modo nuevo de hacer y entender la vida que llamamos “moderno”. Son varios los motivos que determinan este cambio: unos de orden político-social, como el rápido desarrollo de las ciudades italianas y flamencas y el subsiguiente cambio hacia una economía urbana y una nueva moral del trabajo; otros son de orden ideológico y de pensamiento, etc. Los protagonistas tenían conciencia de vivir una nueva época en la que un fuerte movimiento de renovación impulsa las sociedades europeas.

El interés por la antigüedad clásica promovió las traducciones y la recuperación de los textos que tuvieron gran importancia para el desarrollo de la musicoterapia a partir del Renacimiento. Se hicieron publicaciones conjuntas de Opera omnia que incluían las obras de Grosetesta, Alberto magno, Tomás de Aquino,… Juan de Murs, Bartolome Anglico.

Los médicos accedieron directamente a los autores del helenismo tardío; a los verdaderos creadores del galenismo, con sus macizas síntesis de toda la medicina. Estos autores son ahora editados y traducidos y gozaron de gran aceptación por parte de los renacentistas. La Materia medica de Dioscórides será vertida al castellano por Andrés Laguna.

El renacimiento devolvió al pensamiento europeo una visión que englobaba ética y cosmos. La música tenía efectos saludables sobre los seres humanos por su consideración como espejo del universo en su estructura más profunda. Continúan las correspondencias entre los planetas, los tonos musicales, y los humores que componen los cuerpos. Confluían así las doctrinas pitagóricas y platónicas.

Permanece el simbolismo medieval, subsiste la inspiración mística, junto con el desarrollo de sistemas de conocimiento a través de la matemática y la razón.

Se produjo una paradoja porque al proponer vencer la naturaleza a través de sus propias fuerzas naturales, a través de la magia, desarrollada por Pico della Mirandola o Paracelso, que supone el manejo de fuerzas ciegas a cuyo juego se puede entrar merced a determinadas fórmulas. Vives o Ficino combatieron la herencia escolástica inmediata a través de su erudición y de ejemplos de la nueva cultura.

La progresiva centralidad que alcanzó la teoría musicoterápica en el ámbito filosófico se contrapone con algunas manifestaciones populares, como la difusión del baile de San Vito en las peregrinaciones del sur de Alemania desde finales del siglo XIV en la también llamada “epidemia de la danza”, a la que se le atribuía una naturaleza contagiosa y cíclica. En estas epidemias, los contagiados se sosegaban con música. También se desarrolla en el ámbito médico y mediterráneo el fenómeno del tarantismo.

La síntesis del galenismo continuó presente en la doctrina de las pasiones de la filosofía natural mecanicista del siglo XVII. R. Descartes (1596-1650) ofreció una interpretación física –mecánica- al origen de las pasiones en el marco de la tradición galénica. Para la musicoterapia tuvo gran relevancia la explicación cartesiana de la función nerviosa, según la cual, los nervios tienen una naturaleza fibrilar y en el interior de cada nervio hay cuerdas muy finas que unen los sentidos con una puerta o poro por donde el nervio llega a la superficie interna del cerebro.

El primer tercio del siglo XVIII español sirve de puente entre una posición científico doctrinal adscrita a la tradición y la apertura a nuevas cuestiones y a modelos interpretativos a los que no es ajena la teoría de la música. En este tiempo, tratadistas de música y médicos escriben sobre la influencia de la música en la salud y en la enfermedad, en correspondencia con las ideas que vinculan la práctica musical y la teoría estética y técnica.

Algunos autores europeos Epifanio Ferdinando, Atanasio Kircher y Jorge Baglivio, entre otros, van a inspirar los tratadistas españoles a lo largo del siglo XVIII.

En la medicina del siglo XVIII se prefiere hablar de cuestiones mecánicas, hidráulicas o químicas. No existe un enfoque unitario. Aunque la mayor parte de los médicos que recomiendan la meloterapia se alinean en el mecanicismo. La acción mecánica de la música actúa sistemáticamente sobre todo el cuerpo, no sólo sobre el oído: la rigidez de las membranas nerviosas y la transmisión de los movimientos oscilatorios y vibratorios de los sonidos, el estancamiento de la sangre y la teoría fibrilar.

La música, que hasta ese momento había estado ligada, a nivel teórico, a la física y a las matemáticas, y a nivel práctico al culto religioso, a la posición social de las clases relevantes y a la expresión de los sentimientos populares, ahora se orienta también hacia el agrado y el deleite que proporciona.

Universidad de Navarra


Textos: Pilar León Sanz
Música: Charo Lanz
Fotografías y diseño: María Calonge e Inmaculada Pérez
Noviembre 2015

Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31009 Pamplona. Navarra (España). Tel. +34 948 425 600