Share |

Universidad de Navarra | Biblioteca | Fondo Antiguo | Exposiciones

Autor Ascético

Tratado de la Tribulación

En 1589 firma Ribadeneyra la dedicatoria de esta obra ascética a doña María hija del emperador Carlos V. El hecho histórico que le impulsa a escribirla es el desastre en 1588 de la llamada Armada Invencible enviada por Felipe II contra Inglaterra: aunque no se citan explícitamente alude a las circunstancias, esos “trabajos y calamidades destos tiempos miserables” que le obligan “para algún consuelo y remedio dellos” a escribir este Tratado de la Tribulación:
Lo que los santos de esta materia han escrito está tan derramado por sus libros que no todos lo pueden leer y será de provecho recogerlo en una breve suma y ponerlo delante a los que de ello tuvieren necesidad, que son todos los que navegamos por este golfo tempestuoso del mundo.

La catástrofe fue una dura prueba en la conciencia nacional, no solo por sus dimensiones militar y política, sino por suponer, en palabras de Sáinz Rodríguez una frustración teológica: “¿por qué fracasa una empresa en la que hemos puesto todo nuestro esfuerzo y que está hecha al servicio de Dios?”. Ribadeneyra busca dar respuesta a las tribulaciones que acosan, individual y colectivamente, a los hombres.
Comienza por la definición de tribulaciones y sus categorías temporales y eternas. Solo se ocupará, advierte, de las primeras: “La pena o aflicción que recibe el hombre o con el objeto contrario o con la falta y deseo de su propio y conveniente objeto llamamos tribulación” (Libro I, cap. 1). Los sucesivos capítulos irán desgranando —con títulos bien significativos— La muchedumbre, variedad y terribilidad de las miserias que pasa el hombre en esta vida (I, cap. 2), Lo que habemos de hacer cuando estamos enfermos y en las muertes de los que bien queremos (I, cap. 17); ¿Por qué Dios nuestro Señor da en esta vida bienes a los malos y males a los buenos? (I, cap. 19), etc.
Las respuestas del autor tratarán de entender la voluntad de Dios y sacar provecho de las adversidades “porque siempre habemos de estar muy firmes y arraigados en aquel principio y verdadero fundamento […] que Dios nuestro Señor no permitiría males en el mundo sino para sacar de ellos mayores bienes” (Libro II, cap. 5). Desde una profunda confianza en Dios Ribadeneyra expone sus tesis: “Innumerables son los provechos que se pueden sacar de la tribulación” (I, cap. 6), “Cómo purga la tribulación” (I, cap. 7) “Cómo alumbra la tribulación” (I, cap. 8) “Cómo perfecciona la tribulación” (I, cap. 9).
La Sagrada Escritura es la fuente principal del autor, con citas abundantísimas de Job, Libro de los Reyes, Salmos, sin que falten las autoridades de los santos —San Bernardo, San Gregorio, San Agustín— y escritores clásicos como Séneca.

Historia de la Conquista del Reino de Navarra

Ribadeneyra, Pedro de, Tratado de la tribulación : repartido en dos libros... / por Pedro de Ribadeneira, Valencia : [s.n.], 1831 (imprenta de Ildefonso Mompie). FA 280.702

Universidad de Navarra. Biblioteca | Campus Universitario. 31009 Pamplona. Navarra (España). Tel. +34 948 425 600

Universidad de Navarra