Share |

Universidad de Navarra | Biblioteca | Fondo Antiguo | Exposiciones

1212 Las Navas de Tolosa

Rodrigo Jiménez de Rada (1170-1247), arzobispo de Toledo (1209-1247)

Rodrigo, perteneciente a un linaje castellano-navarro nació en Puente la Reina (Navarra), se convirtió en uno de los más destacados eclesiásticos y diplomáticos de su tiempo. Formado inicialmente en el monasterio de Huerta, al parecer bajo el patrocinio de su tío Martín de Finojosa, a la sazón obispo de Sigüenza y santo, pasó más tarde a Bolonia, donde estudiaría Derecho y Filosofía, y a la Universidad de París, donde completaría sus conocimientos teológicos.
Obispo electo de Osma, nunca llegó a ocupar la cátedra pues la muerte del prelado toledano le llevó a la sede primada hispana. Instalado como metropolitano de Toledo, asumiría a la larga también la cancillería castellana, pasando a servir a monarcas como Alfonso VIII y Fernando III. Aunque antes, debió formar parte de los consejeros de Sancho el Fuerte de Navarra.
Fue uno de los principales adalides del papa Inocencio III en el proyecto de unidad de los reyes cristianos peninsulares con la idea de combatir a los almohades. Para ello, recogió personalmente la bula de cruzada (1211) y la predicó en Alemania, Italia y Francia, ganando el apoyo de numerosos caballeros y notables de toda la geografía recorrida. Asimismo su relación con la iglesia quedó plasmada en la intervención en los concilios ecuménicos de Letrán (IV, 1215) y Lyon (I, 1245).
Además de políglota y versado erudito, fue historiador, componiendo "De rebus Hispaniae", "Historia arabum", y "Breviarium ecclesiae catholicae", una historia sagrada desde la creación del mundo hasta la separación de los apóstoles. La primera, conocida como la Historia Gótica o Cronicón del Toledano, fue compuesta en nueve libros, abarcando desde la creación del mundo hasta el año 1243, por encargo del rey Fernando III. Su método, con el concurso de fuentes anteriores, y su estilo, descriptivo, se convirtió en modelo posterior para otras crónicas que se compondrían más tarde. Asimismo se tradujo al romance.
La importancia de la narración contenida en su crónica de España sobre la batalla de las Navas de Tolosa fue decisiva para la memoria histórica y colectiva de generaciones posteriores, ya que doce de los quince capítulos del libro VIII, los dedicó a contar los sucesos desde la primavera hasta el mes de julio de 1212. De manera que el detalle del relato, aumentado y glosado con posterioridad en muchos de los acontecimientos narrados, ha constituido lo que podríamos llamar el “ciclo historiográfico” de este combate.

Universidad de Navarra Gobierno de Navarra

Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31009 Pamplona. Navarra (España). Tel. +34 948 425 600