Share |

Universidad de Navarra | Biblioteca | Fondo Antiguo | Exposiciones

Videomapas

La conquista de 1512

La invasión de Navarra por las tropas de Fernando el Católico, encabezadas por el duque de Alba, a finales de julio de 1512, tuvo como consecuencia la conquista de todo el territorio, completada en septiembre de ese mismo año. A ello contribuyeron también las tropas comandadas por Alonso de Aragón, que cercaron y tomaron Tudela, y las tropas inglesas de Enrique VIII que, apostadas en Guipúzcoa y en la Guyena, sirvieron para desviar la atención del ejército francés de Luis XII. El intento de recuperación en otoño de ese mismo año de Juan de Albret y de sus fieles, con el apoyo de soldados franceses y de mercenarios, fracasó en los muros de Pamplona ante la resistencia del ejército sitiado del duque de Alba. Una nueva oportunidad para los Albret, en la primavera de 1516, fue también malograda tras la derrota de las tropas del mariscal Pedro de Navarra en el Roncal.

1521-24: el desenlace definitivo (I)

Iniciada una nueva guerra entre Francisco I de Francia y el emperador en 1521 por el control del ducado de Milán, Navarra se convirtió en un nuevo frente de guerra. Las tropas del general Asparrós colaboraron con Enrique II de Albret en la recuperación del trono de sus padres. El avance de las tropas fue un éxito y, en poco tiempo, Asparrós se hacía con el control de Pamplona tras la breve resistencia de la guarnición castellana de su castillo. No obstante, la iniciativa del general francés de entrar en Castilla y sitiar Logroño, poco tiempo después de que los comuneros hubieran sido derrotados en Villalar (abril, 1521) por las tropas imperiales, dio a los castellanos la posibilidad de reaccionar.

1521-24: el desenlace definitivo (II)

Incapaz de tomar Logroño y ante la llegada del ejército castellano del condestable, Asparrós prefirió la retirada hasta situarse en las cercanías de las localidades de Noain y Ezquíroz. Los castellanos tras superar las estribaciones de la sierra del Perdón se interpusieron en el camino entre las tropas de Asparrós y Pamplona. La batalla de Noain de 30 de junio de 1521 fue una victoria completa de los imperiales que poco después recuperaban para Carlos I todo el reino de Navarra. Solo dos enclaves permanecieron en manos de los franco-navarros: Maya que tras una heroica resistencia fue rendida en 1522; y el enclave estratégico de Fuenterrabía, recuperado en 1524. La represión iniciada contra los agramonteses que habían permanecido fieles a la dinastía Albret, fue sustituida, después, por una amnistía.

Universidad de Navarra | Campus Universitario. 31009 Pamplona. Navarra (Espaņa). Tel. +34 948 425 600

Universidad de Navarra Gobierno de Navarra