Lema de la Royal Society

En el siglo XVII, dos iniciativas, bastante distintas, marcarían de manera clara la trayectoria futura de las entidades académicas. Se trata de la Royal Society de Londres, fundada por Robert Boyle en Oxford en 1662, y de la Académie des Sciences de París, creada pocos años después, en 1666.

La Royal Society de Londres promueve el conocimiento natural e impulsa la investigación científica y técnica. Busca científicos y mantiene con ellos durante años correspondencia y difunde sus hallazgos mediante publicaciones. Protege a cinco hombres de ciencia a los que denominamos "microscopistas clásicos", fueron: Robert Hooke, Antonie Van Leeuwenhoek, Nehemiah Grew, Marcello Malpigio, Jan Swammerdam.

Lema de la Royal Society

De los cinco microscopistas clásicos Robert Hooke fue probablemente el que tuvo una mayor preeminencia intelectual. Llegó a ser responsable de experimentación de la Royal Society de Londres.

Antoni van Leeuwenhoek fue comunicando sus descubrimientos a la Royal Society de Londres a través de más de 400 cartas que se difundieron en traducción inglesa. La Royal Society publicó regularmente el resultado de sus investigaciones.

Los descubrimientos de Hooke y Leeuwenhoek fueron ampliados por las observaciones de Nehemiah Grew que se dedicó al estudio de la anatomía de las plantas. Presenta en 1670 a la Royal Society un ensayo titulado The Anatomy of Vegetables betun por el que es nombrado miembro de esa sociedad.

Jan Swammerdam se dedicó a la investigación científica y se especializó en el estudio de los insectos, empleó técnicas muy innovadoras, los trabajos de Swammerdam fueron publicados, todos juntos, en una obra titulada la “Biblia de la naturaleza". Leeuwenhoek el primero en observar “los animálculos microscópicos” escribía a la Royal Society a propósito animálculos hallados en el agua diez mil veces más pequeños que las pulgas de agua, y les comunica que ha hablado Swammerdam sobre ello.

Oldenburg, secretario de la Royal Society escribe a Malpighi en 1667 para invitarle a mantener correspondencia con la Sociedad de Londres, le felicita y le desea éxito en sus trabajos futuros. También le apremia para que le notifique cualquier cosa de interés filosófico, matemático, mecánico, y de ciencia natural que resulte de su propio trabajo o del que tenga noticia. En abril de 1668 responde Malpighi a Oldenburg, le dice que ha oído hablar de esa Academia «fundada recientemente para construir una filosofía más pura», pero que no ha podido disfrutar de sus publicaciones debido a la prohibición del comercio exterior de su país. Malpighi mantiene una relación epistolar con la Royal Society que dura el resto de su vida. En ésta época, la correspondencia entre hombres de ciencia adquiere una gran importancia, tiene por lo general un carácter más público que privado y pone de manifiesto el profuso intercambio de ideas
En 1668, Oldenburg había recibido el manuscrito con su investigación sobre el gusano de seda. Los académicos deciden su pronta publicación.
En 1669 la Royal Society le nombra Socio y le envía el diploma acreditativo.

Creative Commons License

Patrimonio bibliográfico de la Universidad de Navarra
La Biblioteca de la Universidad de Navarra tiene una licencia Creative Commons sobre esta obra.