RONCAL.
Mausoleo de Gayarre.
Localización.   |   Ampliar imagen

De todas las obras que Roncal tiene relacionadas de alguna manera con Julián Gayarre, famoso tenor roncalés, es su mausoleo la que alcanza especial interés. Su autor es el escultor valenciano Mariano Benlliure a quien se lo encargó la familia de Gayarre en 1890 aunque no se colocó en el cementerio roncalés hasta 1901. El artista, que tiene una amplia producción de muy desigual calidad, muestra en este monumento gran aparatosidad en la composición y en la utilización de los materiales, mármol blanco y bronce. El monumento funerario se levanta sobre cuatro gradas y consta de un sarcófago de mármol decorado en sus frentes por niños cantores a manera de «putti» realizados en relieve muy plano que están cantando libretos de operas. E1 resultado recuerda a las cantorías italianas. En un lateral del sepulcro se recuesta en actitud abandonada una figura femenina de bronce con laúd, que oculta el rostro desconsolado, en una clara alegoría de la música. La carga simbólica del mausoleo se completa con las otras dos figuras de bronce; la Armonía y la Melodía, que apoyan inestables en la losa del sepulcro, alcanzando con sus manos el ataúd de bronce sobre el que la figura de la Fama se inclina queriendo escuchar la voz enmudecida del tenor. En esta obra queda de manifiesto el dominio técnico del escultor, que trata con gran esmero los dos materiales, así como su afán por plasmar el detalle cenefas, guirnaldas y su conocimiento de la escultura clásica y renacentista. Asímismo merece destacarse el dinamismo compositivo abandonando toda simetría con lo que se logran resultados no lejanos a la estética modernista.