CIZUR MAYOR.
Parroquia de San Andrés.
Retablo Mayor.
Localización.   | Ampliar imagen

Preside la cabecera de la parroquia de San Andrés de Cizur Mayor un excelente retablo renacentista finalizado en 1538, según reza una inscripción del banco: ESTE RETABLO MANDARON ACER L/OS SNS ABAD I PUEBLO A SERBICIO / DE DIOS Y NUESTRA SA IS SAT ADRES SIEDO ABAD / EL BICS DO MRN BRIGAT I PRIMICIEROS /OCHOA DE ASIAIN I PEDRO DE ECBAGUREN I MI/GEL DE ARANBURO. ASENTOSE ANNO 1538.

Su traza recta desarrolla una organizada estructura en forma de damero. En altura dispone de un elevado banco articulado por pilastras de grutescos y surmontado por un friso de roleos y medallones con cabezas.

El banco da paso a dos cuerpos que se organizan en cinco calles separadas por balaustres que flan-quean cajas en las calles laterales y hornacinas en la central. La transición de cada cuerpo aparece marcada por un friso de grutescos. Finalmente, corona la mazonería un ático tripartito entre aletones laterales, cubierto por un frontón triangular.

La mazonería alberga cajas con pinturas sobre tabla -salvo en la calle central, reservada a escultura de bulto obra del pintor, vecino de Estella, Juan de Bustamante, que vivió y trabajó en la primera mitad del siglo XVI, realizando además de este retablo, el de la iglesia de San Juan de Huarte -con el que presenta evidentes analogías- y otros de menor envergadura para las parroquias de Echauri, Galar y Muniáin de la Solana. Comenzando por el banco, se suceden cinco escenas referentes a la Pasión: Flagelación, Cruz a cuestas, Piedad, Santo Entierro y Resurrección. El primer cuerpo se destina a la vida del titular San Andrés y en él se representan: la Pesca Milagrosa, la Predicación de San Andrés, el Santo ante el juez y el Martirio. El siguiente nivel acoge tablas relativas a la vida de la Virgen que se concretan en la Anunciación, Nacimiento, Epifanía y Asunción. Se completa el programa iconográfico de pinturas con dos tablas del ático en las que figuran Santiago y San Roque por un lado y San Miguel y San Julián por el otro. Como ya se ha mencionado, la calle central acoge tallas de bulto de carácter expresivista, en estrecha relación con el programa desarrollado en cada cuerpo; así, en el primero se alberga una escultura de San Andrés, en el segundo de la Virgen con el Niño y en el ático, como es usual, el Calvario.