Herencia inesperada

Encuentran secuencias de virus Ebola en los genomas de vertebrados
24 de agosto de 2010


Los virus llevan millones de años habitando la Tierra, así que los humanos hemos convivido con ellos desde que hicimos acto de presencia en el planeta. Por eso, los genomas de los vertebrados contienen numerosas copias de fragmentos del genoma de retrovirus, que tienen un genoma basado en ARN y que causan diversas enfermedades. Hasta hace muy poco tiempo se pensaba que estos virus eran los únicos capaces de integrarse en el genoma de los vertebrados, pero un reciente estudio publicado en la revista PLoS Pathogens demuestra la presencia,
en el genoma humano y de otros vertebrados, de secuencias genéticas de dos de las familias de virus ARN más mortíferas.

Los autores han comparado más de 5.500 genes de todas las familias conocidas de virus ARN con los genomas de 48 especies de vertebrados, incluido el genoma humano. Esto les ha permitido descubrir 80 secuencias virales que aparecen en el genoma de 19 especies diferentes de vertebrados. Sorprendentemente, la mayoría de esas secuencias virales están relacionadas con dos grupos concretos de virus: los Bornavirus, encontrados en humanos, vacas y lémures, entre otros; y los Filovirus, que también infectan a cobayas y murciélagos. Los primeros son capaces de causar enfermedades neurológicas letales, y los Filovirus incluyen virus como el Ébola o Marburg, que pueden causar fiebres hemorrágicas (la mortalidad del virus Ébola en humanos puede ser superior al 90%).

Este trabajo significa un hito en nuestro conocimiento de las relaciones entre nuestro genoma y los fragmentos de ADN viral que contiene. Lo realmente interesante es el hecho de encontrar estas secuencias en varias especies
distintas de mamíferos, separadas en el tiempo y geográficamente, lo cual sugiere que debe haber una razón por la que esas secuencias se han mantenido en esos genomas a lo largo del largo proceso evolutivo. Esto significa que sirven para algo, pues de lo contrario nos habríamos deshecho de ellas con el paso del tiempo. Pero ¿qué ventaja puede suponer el llevar genes virales en nuestro ADN? Los científicos piensan que quizás exista una relación entre la presencia de esas secuencias virales en el genoma de un animal y su resistencia a padecer una enfermedad causa por ese mismo virus. En cualquier caso, este trabajo viene a demostrar, una vez más, que las fuentes de variabilidad genética de los vertebrados son mucho mayores de lo que se pensaba.


Ignacio López-Goñi
Catedrático de Microbiología
Universidad de Navarra