Genes y microorganismos

El riesgo de padecer enfermedad de Crohn depende de los genes y de los microorganismos del intestino
31 de agosto de 2010


Uno de los campos en los que la Medicina está avanzando más es la identificación de las variantes genéticas que aumentan el riesgo de sufrir enfermedades comunes (enfermedades cardiovasculares o neurodegenerativas, por ejemplo). Estas enfermedades no son sólo genéticas, sino que también hay factores ambientales implicados, especialmente los hábitos de vida y dietéticos. En esta categoría se incluyen también las enfermedades inflamatorias del intestino, como la enfermedad de Crohn, en la que los factores genéticos explican hasta un 50% del riesgo de padecerla. En los últimos años se han identificado variantes genéticas asociadas con esta enfermedad, pero los factores ambientales eran menos conocidos… hasta ahora.

Investigadores estadounidenses han encontrado que los microorganismos del intestino tienen mucho que decir en esta enfermedad. En un artículo publicado en la revista Cell, los científicos estudiaron un gen asociado con el riesgo de padecer enfermedad de Crohn. Cuando inactivaron dicho gen en ratones de laboratorio, encontraron que las células del intestino no responden bien a las infecciones bacterianas. De hecho, estos ratones eran perfectamente normales cuando crecían en un ambiente estéril. Sin embargo, al infectarlos con un virus intestinal, desarrollaron signos de inflamación tras sólo una semana.

Estos resultados sugieren que los microorganismos que viven en el intestino pueden contribuir decisivamente a desarrollar la enfermedad de Crohn. Los investigadores piensan que las toxinas liberadas por virus o bacterias en el intestino podrían ser un factor desencadenante en aquellas personas que ya tienen una cierta predisposición genética. Dilucidar todos estos factores, y el modo en que interaccionan para determinar el riesgo de personas concretas, es lo que los científicos intentarán resolver en los próximos años.

Javier Novo
Departamento de Genética