Desayuno con bacterias

Desvelan los mecanismos de acción de los productos probióticos
15 de octubre de 2010
Share |


¿Quién no ha oído hablar alguna vez de alimentos probióticos? Los supermercados están llenos de derivados lácteos que llevan bacterias vivas, que se alojarán en nuestros intestinos y nos traerán todo tipo de bienes. Un nuevo estudio revela por qué estos microorganismos pueden ser beneficiosos, y además que no todos son iguales.

Investigadores holandeses han llevado a cabo un estudio que aparecerá
publicado próximamente en la revista PNAS, en el que analizan los perfiles de expresión génica de las células intestinales de voluntarios que habían consumido tres tipos diferentes de cultivos probióticos. En otras palabras, los científicos alimentaron a siete voluntarios sanos con un placebo (una mezcla de azúcares) o tres tipos distintos de lactobacilos (bacterias probióticas) en distintos momentos, extrayendo una biopsia del intestino después de cada toma. Al estudiar cuáles genes son los que están más activados en esas células intestinales, los investigadores comprobaron que los perfiles de activación son muy parecidos a los provocados por ciertos fármacos que regulan procesos como la respuesta inmune o la cicatricación.

Este trabajo, por tanto, arroja luz sobre los mecanismos de actuación de los probióticos, y hará posible un diseño más racional de este tipo de alimentos en el futuro.


Javier Novo
Departamento de Genética